¿Cómo regreso a correr después de una lesión?

5 consejos para retomar tus entrenamientos después de una lesión y regreses aún mejor de lo que estabas.

Todos hemos pasado por alguna lesión, algunos más fuerte que otra, pero las lesiones forman parte de la vida de todo deportista gracias a un mal paso, a una mayor exigencia, o diferentes errores que cometemos mientras lo llevamos a cabo. Las lesiones más comunes en los corredores son en la rodilla, tobillos y espinillas, apareciéndose en más de una ocasión, pero después de ella hay que tener la paciencia necesaria para recuperarse y retomar los entrenamientos habituales.

Es importante que para evitar o minimizar lesiones tengamos un plan de entrenamiento y lo respetemos, que dicho plan integre sesiones de fuerza, descanso, técnica y hasta descarga de nuestras articulaciones y músculos. Y Si estás pasando por una lesión, es muy importante que respetemos los descansos y entrenamientos que llevemos a cabo, de otro modo, no tendremos la recuperación óptima o podemos alargar el mal y que en un futuro nos tengamos que alejar de las calles o pistas.

Si sufriste una lesión y no sabes cómo y cuándo regresar, te dejamos estos consejos:

1: Respeta tu tiempo de recuperación/descanso

Luego de visitar al terapeuta (porque espero lo hayas hecho), respeta el tiempo que te haya mandado, realiza los ejercicios de recuperación y enfócate en otros ejercicios para seguir en movimiento, por ejemplo, si tuviste una lesión en el tobillo, puedes llevar a cabo entrenamientos del core superior. Si te ha dejado de doler o en mínimo, no quiere decir que ya estés listo para entrenar como estabas acostumbrado antes de la lesión, espera a que tu articulación o músculo se haya recuperado de acuerdo con las indicaciones de los expertos. Escucha a tu médico y sigue sus recomendaciones.

2: Regresa poco a poco

Cuando sentimos que la lesión desapareció, regresamos a entrenar con la misma exigencia o con el mismo plan que estamos siguiendo. Si retomamos nuevamente el plan como estaba estipulado nuestra dolencia regresará o no terminará de sanar al 100%. Dependiendo el tiempo que estuvimos fuera será el regreso, pues nuestra condición y fuerza no será la misma. Regresa con trotes o entrenamientos que no te exijan demasiado, al pasar el tiempo podrás retomar tus entrenamientos como antes.

3: Renueva tu plan de entrenamiento

Como lo mencioné en el punto anterior, el regreso debe ser poco a poco, por lo que tu plan de entrenamiento debe tomar un giro y vaya acorde a tu tiempo de recuperación. Si estás entrenando para un maratón, tus distancias tendrán que esperar un poco más; además tendrás que poner foco en fortalecer las articulaciones o músculos con sesiones de fuerza, así como realizar ejercicios de técnica de carrera que te permitan correr con una mejor postura y pisada.

4: Sé paciente

Todos sabemos que después de una lesión lo que menos queremos es parar nuestros entrenamientos. La paciencia es algo que debemos entrenar día con día, fíjate nuevos objetivos dentro de tu plan de entrenamiento y adáptalos de acuerdo con la recuperación o regreso a las calles.

Así como tienes una determinación y dedicación para conseguir un nuevo objetivo en las carreras, en tu recuperación también debes destacar estas cualidades, las cuales serán importantes si tienes un largo tiempo de recuperación. No pierdas la motivación y sigue teniendo foco en esa meta que tienes en mente.

5: Aprende de tus lesiones

Cada lesión nos debe dejar un aprendizaje, cuáles fueron los errores cometidos y que provocaron esa lesión, revisando nuestra técnica de carrera, falta de fuerza en músculos y articulaciones, demasiado reposo, desgaste o plan de entrenamiento mal estructurado. Qué tipo de terapia y ejercicios nos funcionan para recuperarnos después de un entrenamiento pesado, y cuáles entrenamientos funcionales nos permitieron trabajar de forma específica para mejorar la fuerza.

Si estás lesionado, no desesperes y toma con calma el proceso de recuperación, en poco tiempo estarás de regreso y podrás retomar tus entrenamientos como estabas acostumbrado.

También te recomendamos leer:

Impactos: 4

7Shares

Facebook Comments