Por: Nestor Guerra, especialista en emprendimiento e instructor en Udemy.

En un mundo en constante evolución, la Inteligencia Artificial (IA) se ha convertido en un elemento esencial que impacta en todas las ocupaciones, por lo que a medida que avanzamos en la era digital, es crucial que los profesionales de todas las disciplinas adquieran las habilidades necesarias para comprender y aplicar la IA en su trabajo, debido a que la velocidad a la que se desarrolla la tecnología es asombrosa.

Así como alguna vez la electricidad y los motores fueron inventos innovadores que transformaron radicalmente la forma en que vivimos y trabajamos, esta tecnología se está integrando cada vez más en nuestra vida cotidiana, y a medida que continuamos desarrollando algoritmos más avanzados, sistemas de aprendizaje automático y aplicaciones prácticas de la IA, veremos cómo esta tecnología se integra en una amplia variedad de aplicaciones, desde la atención médica y la educación hasta la toma de decisiones en el ámbito empresarial.

La IA no solo mejorará nuestra productividad y eficiencia, sino que también nos proporcionará capacidades y herramientas que agilizarán y automatizarán las tareas más que nunca. Por ello, a continuación se detallan las habilidades clave que todo profesional debería desarrollar para enfrentarse a la revolución de la IA y mantener su empleo en un mercado laboral competitivo.

Adoptar una mentalidad positiva: La IA no reemplazará a las personas, pero quienes sepan cómo aplicarla de manera efectiva serán más competitivos en un mundo en constante cambio. Tener habilidades en IA no solo mejora la empleabilidad, sino que también aumenta la productividad y la calidad del trabajo. La IA puede ayudar a resolver problemas de formas innovadoras, mejorar la toma de decisiones, analizar datos y hasta influir en la salud y el bienestar personal. A medida que estas tecnologías evolucionan, comprender y aplicar la IA será esencial en múltiples aspectos de la vida cotidiana.

Conocer las aplicaciones necesarias en su campo: La IA no es una solución única, y es importante conocer las formas de aplicarla a su función o sector. Dependiendo de la industria y el campo de trabajo, es importante comprender las aplicaciones específicas de la IA y cómo pueden afectar al sector concreto en el que trabajas. Por ejemplo, un profesional de marketing podría utilizar el procesamiento del lenguaje natural para analizar el sentimiento de los clientes en las redes sociales y adaptar sus estrategias en consecuencia. Un médico podría aprovechar la visión artificial para identificar anomalías en imágenes médicas y realizar diagnósticos más precisos.

Desarrollar habilidades tecnológicas básicas: Tener conocimientos técnicos/informáticos básicos permite comprender mejor cómo funciona la IA, mejora la capacidad de resolución de problemas y acelera la adaptación a las últimas tecnologías, además de permitir una evaluación crítica de las soluciones basadas en la IA. Esto incluye familiarizarse con dispositivos, sistemas operativos y conceptos informáticos esenciales.

Estar dispuesto a probar cosas nuevas y a resolver problemas: Aunado a los conocimientos técnicos anteriores, es necesario el desarrollo de habilidades como la paciencia y la disposición a aprender con ensayo y error estas tecnologías. No solo necesita conocimientos teóricos, sino a través de la práctica continua. La capacidad de experimentar con nuevas tecnologías y desarrollar soluciones creativas para problemas complejos es una habilidad valiosa, y la IA a menudo requiere adaptarse a situaciones en constante cambio y encontrar soluciones efectivas.

Aprender con regularidad: La IA avanza rápidamente, con nuevas técnicas, algoritmos y aplicaciones emergiendo constantemente. El aprendizaje y la formación continua son esenciales para aprovechar al máximo la IA y mantenerse competitivo en el mercado laboral. Esto permite a los profesionales entender y aplicar las últimas tendencias de la IA en sus campos respectivos, lo que puede traducirse en una mayor eficiencia, productividad y calidad en su trabajo.

Comprensión de la ética de la IA y los problemas de privacidad: Esto es fundamental para los profesionales ya que permite tomar decisiones éticas, cumplir con las regulaciones en constante cambio, mitigar riesgos legales y de reputación para la empresa en la que trabajan, así como para fomentar la innovación responsable. Además, garantiza que las aplicaciones de la inteligencia artificial sean beneficiosas y apegadas a principios éticos, a la vez que consideran su impacto en las personas y la sociedad en su conjunto.

De acuerdo con el ‘Q1 2023 Workplace Learning Index’ elaborado por Udemy Business, la demanda por aprender inteligencia artificial y el aprendizaje automático se han convertido en dos de las habilidades más buscadas en tecnología. El crecimiento de habilidades ha crecido de la siguiente manera: ChatGPT (4.419%), Azure Machine Learning (281%), AI Art Generation (239%), Amazon EMR (227%) y Midjourney (218%).

Es importante que los profesionales comprendan esta tecnología para evitar expectativas poco realistas y mantenerse a la vanguardia. La IA no es una solución para todos los problemas y no puede reemplazar por completo el juicio humano.

A medida que avanzamos hacia un futuro donde la IA desempeñará un papel cada vez más importante en la vida laboral, estas habilidades se vuelven indispensables, ya que permitirán a los profesionales de todas las áreas mantenerse relevantes y prosperar en un mercado laboral impulsado por la tecnología. Es una necesidad para asegurar un futuro laboral exitoso en el mundo laboral de mañana.

Please follow and like us: