El próximo capítulo de Patagonia: “La tierra es nuestra única accionista”

Yvon Chouinard Photo Campbell Brewer1

Al comenzar sus próximos 50 años, la compañía está “haciendo su propósito” en lugar de “hacerse pública”.

Hoy Patagonia dio a conocer quién será su nuevo dueño, a casi 50 años desde que su fundador, Yvon Chouinard, comenzara su experimento de negocio responsable. Efectivo de forma inmediata, la familia Chouinard ha transferido toda la propiedad a dos nuevas entidades: el fideicomiso Patagonia Purpose Trust y Holdfast Collective. Más significativo, cada dólar que no se reinvierta en Patagonia será distribuido como dividendo para la protección del planeta.

El fideicomiso Patagonia Purpose Trust ahora es dueño de todas las acciones con derecho a voto de la compañía (dos por ciento del total de acciones) y existe para crear una estructura legal más permanente que consagre el propósito y los valores de Patagonia. Ayudará a asegurar que no exista nunca una desviación de la intención del fundador y para facilitar aquello que la compañía sigue hacienda mejor: demostrar como un negocio con fin de lucro que el capitalismo puede trabajar por el planeta. 

Holdfast Collective es dueño de las acciones sin derecho a voto (98 por ciento del total de acciones) y usará cada dólar que reciba de Patagonia para proteger la naturaleza y la biodiversidad, para apoyar a las comunidades que prosperan y para luchar contra la crisis ambiental. Cada año, las ganancias que no se reinviertan en el negocio serán distribuidas por Patagonia como dividendos a Holdfast Collective para ayudar a luchar contra la crisis climática. La compañía proyecta que pagará un dividendo anual cercano a los 100 millones de dólares, dependiendo de la salud del negocio.

Yvon Chouinard, fundador de Patagonia, exdueño y actual miembro del directorio, dijo: “Ha pasado medio siglo desde que comenzamos nuestro experimento de un negocio responsable. Si tenemos alguna esperanza de tener un planeta próspero en 50 años más, se necesitará que todos hagamos lo que podamos con los recursos que tenemos. Como el líder empresarial que nunca quise ser, estoy haciendo mi parte. En lugar de extraer valor de la naturaleza y transformarlo en riqueza, estamos usando la riqueza que genera Patagonia para proteger el origen. Estamos convirtiendo a la Tierra en nuestra única accionista. Quiero ser muy serio sobre este salvar este planeta”.

Patagonia seguirá siendo una Empresa B y continuará donando el uno por ciento de sus ventas a activistas de base cada año. El liderazgo de la compañía no cambia. Ryan Gellert mantendrá su posición de CEO y la familia Chouinard seguirá ocupando su puesto en el directorio de Patagonia junto a Kris Tompkins, Dan Emmett, la Dra. Ayana Elizabeth Johnson, Charles Conn (presidente del directorio) y Ryan Gellert. La familia Chouinard también guiará al accionista controlador de Patagonia, el fideicomiso Patagonia Purpose Trust, eligiendo y supervisando al directorio de Patagonia. También guiarán el trabajo filantrópico realizado por Holdfast Collective. Al actuar en conjunto, el directorio de Patagonia y Patagonia Purpose Trust trabajarán por el éxito continuo de la compañía en el largo plazo, siempre asegurando que se mantenga fiel a su propósito y sus valores.

Ryan Gellert, CEO de Patagonia y miembro del directorio de Patagonia, dijo: “Hace dos años, la familia Chouinard desafió a algunos de nosotros para desarrollar una nueva estructura con dos objetivos centrales. Querían que protegiéramos el propósito del negocio y que liberáramos, de manera inmediata y perpetua, más fondos para combatir la crisis ambiental. Creemos que esta nueva estructura cumple con ambos y esperamos que inspire una nueva forma de hacer negocios que ponga a las personas y al planeta por delante”.

La compañía compartió la noticia primero con sus empleados y empleadas en una asamblea global  el 14 de septiembre de 2022. Poco después, el sitio web Patagonia.com fue actualizado para reflejar que La Tierra es ahora nuestra única accionista, incluyendo una carta del fundador Yvon Chouinard.