Esta práctica puede provocar alergias, intoxicación o afectaciones en el sistema inmunológico.

En los últimos años ha aumentado la automedicación en México por distintos factores como: la falta de tiempo para acudir al médico, evitar hacer filas, ahorrarse el costo de una consulta y por lo fácil que es buscar información tanto de enfermedades como de tratamientos en Internet.

De acuerdo con datos de la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris), se estima que el 80% de la población a nivel nacional se automedica. Esto sucede porque la gente primero busca información en Internet en fuentes poco confiables y posteriormente consume medicamentos sin prescripción, lo que puede ocasionar problemas como resistencia a bacterias, intoxicación, alergias y en algunos casos, sobredosis (que podría conducir a la muerte o a estados de “shock”).

Sin embargo, el auge de la tecnología aunado a las capacidades que ofrece la inteligencia artificial podría cambiar los hábitos en las personas para disminuir la automedicación. Esto lo demuestra el estudio Hábitos de Usuarios de Internet en México 2023”, desarrollado por la Asociación de Internet de México y Knowsy, el cual reveló que mantener la salud es uno de los 10 temas de mayor interés de los usuarios en medios digitales.

Ante este contexto y para conducir la información médica de manera sustentada, la nueva plataforma de telemedicina Zana puso a disposición de la población a Pregúntale a Zana, un chat basado en inteligencia artificial, diseñado para brindar de forma gratuita respuestas precisas y confiables a preguntas relacionadas con temas de salud a través de WhatsApp.

Por lo anterior, las personas pueden resolver cualquier duda de salud y bienestar de manera anónima y recibir información relevante a través de una conversación amena y sin estigmatizar algún padecimiento. También recomienda artículos especializados en materia de salud 100% confiables, ya que son cuidadosamente seleccionados por un equipo de médicos y psicólogos.

Sin embargo, es importante mencionar que este tipo de alternativas tecnológicas no sustituyen de ninguna manera la consulta con un especialista, más bien es un primer paso para que las personas tengan una idea más clara sobre algún padecimiento. Específicamente en el caso de “Pregúntale a Zana”, funge como un puente a una revisión médica en línea, ya que conecta a las personas con un médico para ser atendidas de forma oportuna.

Tras la pandemia vimos un fenómeno muy interesante en el que todas las personas trasladamos nuestras actividades habituales como compras, movimientos bancarios y labores profesionales a los dispositivos inteligentes. No obstante, en el sector salud y tecnológico debemos impulsar a que los usuarios aprovechen aplicaciones como WhatsApp o plataformas digitales para democratizar el acceso a la salud en México, tanto en el aspecto de consulta de información como en la atención médica”, explica Cristina Campero Peredo, directora general de PROSPERiA.

Para más información consulta www.zana.mx

Please follow and like us: