Desde 2015 se comenzó a escribir la historia entre Tissot y la NBA, esto gracias a los valores que comparte la marca con este deporte, como la precisión, el rendimiento y el estilo, fue así como se convirtió en el cronometrador oficial y desarrolló el reloj de posesión que hizo su debut el 8 de julio de 2016.

La NBA introdujo el contador de 24 segundos en la temporada 1954-55 como una forma de agilizar el juego, a partir de ahí la tecnología del reloj fue evolucionando, hasta el momento en que la marca de relojería suiza se convirtió en cronometrador oficial de la NBA, la Asociación Nacional de Baloncesto Femenino (WNBA) y la Liga de Desarrollo de la NBA (NBA D-League).

Ese momento marcó un antes y un después ya que se implementó el nuevo sistema de cronometraje con reloj de tiros, por primera vez, en todos los estadios de la liga. Este reloj de posesión cuenta con un diseño estilizado, sin cables y equipado con un cristal para LED creado por Tissot, el cual es casi transparente al momento de uso e invisible cuando se encuentra apagado, integrando el contador de 24 segundos, tiempos muertos y relojes de juego en una sola pieza.

La tecnología permite que la transición entre los números sea instantánea e indetectable, una herramienta que ayuda a los árbitros y autoridades de la NBA para evaluar puntualmente las jugadas, además de transmitir los datos exactos de tiempo a todos los marcadores y equipos de vídeo del estadio simultáneamente, de modo que los aficionados pueden seguir la acción en fracciones de segundo, gracias sistema al software exclusivo de Tissot que ofrece una interfaz intuitiva y uniforme.

Por otro lado, la marca también colabora con diferentes equipos de la NBA, como Los Angeles Lakers y los Chicago Bulls, además de contar con ediciones especiales inspiradas en este deporte, con un toque de estilo único que llaman la atención y se adaptan a cualquier momento y lugar.

Tal es el caso del Tissot Chrono XL NBA Coleccionista, un reloj que se lanzó con una correa hecha con la misma piel que el balón Spalding oficial, dentro de un estuche especial con fondos de cristal mineral intercambiables de los 30 equipos de la NBA y una herramienta con forma de balón permite cambiar estas medallas tan especiales en cuestión de segundos.

O el recientemente lanzado, Supersport Chrono Basketball Edition, con un estilo callejero, diseñado para hombres modernos y dinámicos que desean un reloj deportivo versátil y que puedan llevar tanto para practicar deporte como en su día a día. La silueta audaz y solemne del reloj es angulosa, incluso musculosa, pero también lo suficientemente fina como para deslizarse bajo un puño.

Es así como se sigue construyendo la historia entre Tissot y la NBA, recordando los inicios de esta alianza en el marco del juego que se llevará a cabo el próximo 9 de noviembre en la CDMX.

Please follow and like us: