La respiración y limpieza nasal mejoran la oxigenación y el rendimiento antes, durante y después del ejercicio.

Con la llegada del último trimestre del año, la determinación de alcanzar nuestras metas de bienestar y fitness se vuelven primordiales, por lo que, las actividades al aire libre toman un papel protagónico en nuestra rutina diaria.

Mantenernos activos y disfrutar del entorno es fundamental para una vida saludable, sin embargo, el otoño trae consigo un clima cambiante y condiciones ambientales variables que pueden afectar nuestrasalud respiratoria.

Para garantizar un buen rendimiento y una experiencia al aire libre sin contratiempos, es esencial prestar atención a nuestra limpieza nasal, donde Stérimar se presenta como un aliado esencial para lograr una mejor respiración y una oxigenación óptima durante la actividad física.

Y es que en México, cada vez son más las personas que buscan tener una vida más sana a través de la práctica de deportes, de acuerdo con datos del Módulo de Práctica Deportiva y Ejercicio Físico (MOPRADEF) del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), el 42.1% de los mexicanos mayores de 18 años practica algún deporte o ejercicio físico en su tiempo libre.

Antes de embarcarse en cualquier rutina de ejercicio, es esencial preparar nuestro sistema respiratorio, al respecto la Dra. Ana Gabriela Herrera, especialista en Alergología e Inmunología, enfatiza la trascendental relación entre la adecuada limpieza nasal y el rendimiento físico.

«La correcta respiración es un pilar fundamental en la actividad física. Stérimar, con su formulación basada 100% en agua de mar rica en oligoelementos y minerales, actúa como herramienta clave para mantener las vías nasales libres de obstrucciones e irritantes, facilitando así una respiración fluida y efectiva

Cuando el cuerpo no recibe la cantidad adecuada de oxigenación durante el ejercicio, se produce un desequilibrio entre la demanda de oxígeno por parte de los músculos y la capacidad del sistema respiratorio y cardiovascular para suministrarlo.

Este desequilibrio puede llevar a varios efectos negativos en el cuerpo y en el rendimiento como fatiga, hiperventilación e incluso insomnio, por lo que, la limpieza nasal y una buena respiración cobran gran relevancia.

«Durante la actividad física, una nariz obstruida puede provocar una sensación de falta de aire, lo que afecta directamente la calidad del ejercicio. El uso diario de agua de mar, al prevenir estas obstrucciones y alergias, facilita una respiración sin impedimentos, contribuyendo a un rendimiento físico óptimo«, explicó la especialista.

Después del ejercicio, los beneficios de la limpieza nasal continúan visibles, pues al limpiar y calmar las fosas nasales se accede a una recuperación adecuada y más rápida, así como a un bienestar general tras una intensa sesión de entrenamiento en el exterior.

Alcanzar tu meta fit en el último ciclo del año puede parecer un desafío frente a las festividades, sin embargo, continuar con la actividad física al aire libre apoyados de la limpieza nasal nos permitirá respirar profundamente para asegurar una óptima oxigenación y el éxito.

Please follow and like us: