De la mano del boxeador Alan David Picasso, dan a conocer SINDE, organización que impulsará a deportistas en México

Alan David Picasso y Bernardo Soto Borja fotografa Mariana Martinez de Alba

El proyecto comienza con la promoción del destacado boxeador mexicano Alan “Rey David” Picasso, boxeador profesional que marcha invicto en la división súper gallo.

En México la promoción del deporte y el apoyo a deportistas de todos los niveles y disciplinas es un tema pendiente, pues a pesar del gran talento existente y la inmensa cantidad de entusiastas del deporte en el país, el futbol soccer parece acaparar la mayor parte de la atención y de los apoyos.

En este sentido, en julio de 2022 se dio a conocer la fundación y lanzamiento de SINDE, una organización enfocada en la promoción del deporte y en el impulso de deportistas en México y América Latina. De acuerdo con Bernardo Soto Borja Escobar, Fundador y Director de SINDE, “estamos comprometidos con la sociedad para generar íconos del deporte que influyan positivamente en las nuevas generaciones, con el objetivo de combatir problemáticas como la drogadicción, el crimen, la degradación del tejido social, entre otras. Somos una plataforma que busca crear redes o sinergias que ayuden a posicionar tanto a los atletas profesionales como el deporte mismo para inspirar a la sociedad”.

Como parte del inicio de actividades de SINDE, la organización ha comenzado a trabajar en la promoción e impulso del boxeador mexicano Alan “Rey David” Picasso, quien a sus casi 22 años de edad ha sido ya 2 veces campeón juvenil del Consejo Mundial de Boxeo en las categorías pluma y súper gallo, y acumula un récord de 21 peleas ganadas (10 de ellas por knock out) y 1 empate, sin derrotas hasta el momento.

Si bien Picasso es un destacado deportista, lo que destaca de este entusiasta boxeador es su pasión y compromiso con sus estudios universitarios, pues actualmente, junto con las rutinas propias de una disciplina como el boxeo, cursa la carrera de Neurociencias en la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) con el sueño de aspirar algún día a ganar un Premio Nobel, pues escogió dicha carrera, en sus propias palabras, “porque quiero explorar el potencial humano; nos concentramos en descubrir el universo y el mundo pero aún no descubrimos todo lo que tenemos en la cabeza”.

El objetivo del púgil es hacer estudios dentro del cuadrilátero. Por ejemplo, cuando se lleven a cabo sesiones de sparring, tener electroencefalogramas para identificar las zonas del cerebro que están trabajando, cuáles pueden estar dañadas e identificar si algunas han dejado de funcionar. Como señala Picasso, “lo anterior ayudaría al estado de salud del deportista y a su rendimiento; es un reto, y es justo en el boxeo donde hace falta implementarse, al igual que los deportes de contacto en general”.

Para Alan David, que define su estilo de boxeo como “estilista” (golpear y o ser golpeado), sus mayores inspiraciones en la vida son su papá, las leyendas del boxeo Muhammad Ali y Manny Pacquiao, y el astrónomo y escritor Carl Sagan. Asimismo, además del boxeo, el deporte que más le apasiona es el futbol soccer y es un ferviente aficionado de los Pumas de la UNAM.

En este camino que apenas comienza, Picasso sueña con poder enfrentar a los actuales campeones mundiales súper gallo del CMB y la OMB, Stephen Fulton, y de la AMB y la FIB, Murodjon Akhmadaliev.

Así como la carrera de Picasso, el prometedor trayecto de SINDE apenas inicia y, en palabras de Bernardo Soto Borja Escobar, “uno de nuestros objetivos es que los deportistas que están comenzando su carrera profesional sean vistos y respaldados por patrocinadores y organizaciones de apoyo; pues estamos convencidos de que el deporte es parte esencial de una vida integral en la que convive con el estudio, la familia, las amistades y el desarrollo personal”.

La creación de una organización como SINDE obedece a la imperiosa necesidad de ofrecer a los deportistas cada vez más recursos, apoyos y espacios de exposición para que reciban todo el soporte necesario para comenzar su carrera y llegar al profesionalismo. Por ejemplo, según diversas fuentes, durante los dos años anteriores a los Juegos Olímpicos un atleta mexicano necesita entre 1 y 2.5 millones de pesos anuales para solventar compra de equipo, viajes y herramientas de trabajo; es decir, no es algo accesible para todos.

En México, según un análisis hecho por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), sólo 39.6% de la población de 18 y más años de edad es activa físicamente, y entre las principales razones para no llevar a cabo o abandonar la actividad física se encuentran falta de tiempo (44.3%), exceso de trabajo (21.7%) y problemas de salud (17.5%).

Es este el contexto en el que se crea SINDE, cuyo objetivo es dotar a los deportistas del apoyo en comunicación y difusión para darles el apoyo profesional básico que sirva para lanzar su carrera y reducir al máximo el riesgo de abandono por factores como la falta de recursos, de instalaciones y equipos de entrenamiento, y de proyección para competencias del más alto nivel.