Repara tu ropa desde casa, con los tips de Patagonia

Reparar es un acto radical. La empresa ayuda a reducir el desperdicio textil alentando a los clientes a reparar su equipo o reciclarlo.

Aunque cada vez se populariza más la filosofía de las tres “R” (reducir, reutilizar, reciclar), muchos de nosotros, incluidos diseñadores y fabricantes de productos, le damos poca importancia a la cuarta “R”: reparar. No obstante, antes del reciclaje viene la reparación. ¿Por qué? Porque reparar es un acto radical. Usar 9 meses más una prenda, puede reducir las emisiones de CO2 de ese producto en un 27% -y todo lo que se necesita es un kit de costura y un conjunto de instrucciones.

Del lado opuesto a esta filosofía, encontramos aquello que los diseñadores llaman la “obsolescencia programada” y está en el corazón del sistema de generación de desechos que está destruyendo el planeta, nuestras comunidades y nuestra salud -un claro ejemplo, las etiquetas suelen advertir que reparar un producto por nuestra cuenta anulará la garantía; o al intentarlo, nos faltará el acceso a la información y piezas necesarias para reparar algo nosotros
mismos.

Mientras que hace unas décadas los talleres de reparación de todo tipo -zapaterías, sastres, electrodomésticos, etc, se contaban en cientos de miles a lo largo y ancho del país, hoy en día quedan unos miles y poco a poco van desapareciendo. La razón es simple: se trata de una estrategia para hacernos comprar, tirar y reemplazar cosas.

Este no es el caso de Patagonia. La marca de ropa para aire libre, surgida hace más de 40 años en Ventura, California, y que realiza una ardua labor por el medio ambiente, no solo cuenta con Worn Wear, programa de reparación de ropa que ha llegado a lo largo y ancho del mundo -durante el 2020 repararon más de 71,000 prendas, ninguna otra compañía está vendiendo ropa usada junto a la nueva-. También te enseña cómo reparar tus prendas en casa, de forma divertida y sencilla.

Como consumidores, lo mejor que podemos hacer por el planeta es mantener nuestras cosas en uso por más tiempo. Este simple acto de extender la vida útil de nuestras prendas mediante el cuidado y la reparación adecuados, reduce la necesidad de comprar más con el tiempo, evitando así las emisiones de CO2, la producción de residuos y el uso de agua para producción. La industria textil es la segunda más contaminante del mundo; contribuye con hasta el 10% de la contaminación que impulsa la crisis climática.

Hasta ahora, Patagonia se ha asociado con iFixit para publicar más de 40 guías de reparación gratuitas para productos de la marca que se pueden ver en su sitio web, haciendo todo lo posible para brindarles a sus clientes la oportunidad de arreglar sus equipos por ellos mismos, encontrarles un nuevo hogar o reciclarlos si es necesario. Sumado a lo anterior, actualmente está lanzando en su cuenta de Youtube 5 videos en español donde explican cómo extender la vida de las prendas.

Pero Patagonia no puede hacerlo sola. Otras empresas también necesitan incorporar la capacidad de reparación en los diseños de productos y servicios al cliente. Y todos debemos hacer nuestra parte. La pregunta es, ¿eres propietario o consumidor? Los propietarios, por un lado, asumen la responsabilidad de sus compras, desde la limpieza adecuada hasta la reparación, la reutilización y el intercambio. Mientras que los consumidores toman, fabrican, desechan y repiten, un patrón que nos lleva a la bancarrota ecológica.

Más información: https://es.ifixit.com/Patagonia/repair-and-care

0Shares

Facebook Comments