¿Qué pasa si utilizas tu teléfono cuando está mojado?

Afortunadamente hoy en día un teléfono puede seguir funcionando incluso si se sumerge, pero esto es lo que puedes y no puedes hacer si lo mojas.

Aunque en pleno 2023 casi ningún teléfono se descompone si se moja, sigue habiendo muchas dudas sobre la resistencia al agua en los teléfonos y, sobre todo, en lo que es posible hacer y no hacer cuando el teléfono se moja. Y es que cuando el teléfono detecta agua puede impedir que se usen ciertas funciones, mientras que en otras ocasiones el mismo líquido es el que impide usar el teléfono con normalidad.

Seguramente has escuchado que los teléfonos tienen un grado de protección IP, siglas en inglés de “protección de ingreso”, el estándar que se utiliza para especificar lo efectiva que es la protección al ingreso del agua y polvo. Las letras IP siempre van acompañados de 2 números, los cuales indican el nivel de protección a objetos sólidos y al agua, y por lógica, entre más alto es el número, mayor es la protección.  

En el caso de la protección a ingreso de objetos sólidos, esta usualmente se utiliza para hacerle saber al usuario qué tan resistente es el dispositivo a la entrada de polvo, elemento que también podría generar problemas en el funcionamiento del equipo a la larga.  

Hasta el momento existen 6 niveles de protección contra polvo y 8 niveles contra el agua, al menos en lo que respecta a dispositivos electrónicos de consumo como teléfonos, tabletas, audífonos, y más.  

Varios de los smartphones de Huawei cuentan con protección IP68, lo cual garantiza que el teléfono puede sumergirse en agua durante aproximadamente 30 minutos a 1.5 metros de profundidad, aunque en modelos como el HUAWEI Mate 50 Pro o el HUAWEI P60 Pro, esta cifra aumenta hasta 6 metros de profundidad.

Ahora, esta protección usualmente es para agua dulce, por lo que no es recomendable sumergir el teléfono en agua de mar, a menos, que el mismo dispositivo lo indique, como pasa por ejemplo con los smartwatches de Huawei, que incluso tienen herramientas diseñadas para usarlos bajo el agua de mar en actividades como buceo profesional.

Sin embargo, cuando el teléfono se sumerge, lo primero que el dispositivo hace es impedir la carga del equipo, pues esto podría dañar el puerto de carga, de hecho, podrás ver una notificación en pantalla que te indica que el puerto de carga tiene agua, por lo que es recomendable esperar a que se seque para poder cargar el equipo.

Es recomendable que, si tienes poca batería no mojes el smartphone, de lo contrario podrías quedarte sin batería antes de poder cargarlo.

No obstante, es importante añadir que esta restricción aplica únicamente para la carga alámbrica, por lo que existe una excepción a esta regla: si el dispositivo es compatible con carga inalámbrica, entonces no hay riesgo alguno para el dispositivo y es posible recargar su batería usando ese método.

Otra cosa que quedará inhabilitada al sumergir el teléfono es la tecnología táctil de la pantalla, es decir, podrás ver qué hay en pantalla, pero no podrás navegar entre menús, abrir aplicaciones, o presionar el botón de disparo para tomar una foto bajo el agua. Claro que eso no significa que no puedes tomar fotos con el teléfono sumergido, pero en este caso debes usar el botón lateral para tomar una foto.

Otro inconveniente muy común relacionado con el agua es que, al tener los dedos mojados, o bien, que la pantalla esté mojada, es casi imposible usar la pantalla táctil, aunque en este caso, teléfonos como el HUAWEI Mate X3 cuentan con un algoritmo táctil especial para mejorar enormemente la precisión de la pantalla táctil mojada. Cuando se utiliza el teléfono con las manos mojadas o cuando las gotas de agua tocan la pantalla, tanto la pantalla interior como la exterior trabajan juntas y leen cada deslizamiento y toque con mayor precisión.

¿La protección IP no se deteriora? 

La protección IP normalmente se va deteriorando con el paso del tiempo y con el uso del dispositivo. Esto es algo que les sucede a prácticamente todos los equipos electrónicos, aunque eso no significa que si tu teléfono lleva en uso más de un año no resista una caída accidental al agua. 

Por otro lado, si por daños accidentales presenta alguna fractura en su cuerpo, es muy importante que cuides que este no se sumerja, pues muy probablemente el agua terminará ingresando al dispositivo, y podría generar fallas en su funcionamiento que pueden ser momentáneas o permanentes.  

Respecto a tecnologías como la del algoritmo táctil del HUAWEI Mate X3, esta no se deteriora con el tiempo debido a que es una función que no depende de la construcción y sellado del dispositivo.