En la mayoría de las ocasiones elegimos un calzado para correr sin saber la elevación del calzado y de qué manera nos puede beneficiar.

la actualidad la oferta de calzado para running es inmensa, y cada uno de los modelos nos ofrecen algún tipo de tecnología que nos permita minimizar lesiones, correr un poco más rápido o una mayor o menor amortiguación dependiendo el tipo de entrenamiento o competencia a la que nos enfrentemos, pero muchas veces los corredores se olvidan de un punto muy muy importante: El Drop del calzado.

¿Qué es el Drop?

El Drop de un calzado es la diferencia de la altura de la mediasuela entre la parte del talón y la zona delantera (debajo de los metatarsos), dicha elevación se mide en milímetros. Se puede encontrar tenis con un drop de 0mm de tipo minimalista o barefoot hasta tenis con un drop de 12mm ideales para el entrenamiento de todos los días.

¿Por qué es importante el drop?

Cada vez que corremos nuestras articulaciones y tobillos se mueven hacia arriba y hacia abajo (flexión dorsal y plantar). Al variar el drop también estaremos modificando los grados de movimiento de nuestras articulaciones y la forma en la que se relacionan con el resto de nuestro cuerpo. El Drop también tiene una relación directa con la técnica de carrera adecuada.

Asimismo, cuanto mayor sea el drop de un calzado (mayor a 8mm) beneficia a los corredores que pisan con la parte del talón, mientras que los modelos con un drop menor a 8mm favorece el aterrizaje con la zona delantera del pie.

El Drop y la técnica de carrera

El Drop de un calzado nos puede beneficiar a mejorar nuestra técnica de carrera, pero a la vez, perjudicarnos si no la tenemos. Prácticamente, un mayor drop puede facilitarnos el aterrizaje con los talones, asociándose así con calzados de mayor amortiguación. Por el contrario, los calzados con un menor drop son ideales para una pisada más adelantada, con metatarsos. Este tipo de elevación evita que corramos demasiado con el talón.

Muchas personas que han utilizado un drop bajo con poca o nula amortiguación, y que tienen una mala técnica de carrera (taloneando), han presentado algún tipo de lesión, siendo provocada por su uso y por la técnica que tienen los corredores.

Tipos de Drop más comunes

Drop entre 0 y 4mm

En su mayoría los tenis de running que cuentan con esta nula o escasa elevación son consideradas minimalistas o barefoot, siendo lo más parecido a correr descalzo o con lo mínimo. Su principal característica es su ligereza, su prácticamente inexistente amortiguación y la pisada más natural y eficiente.

Drop entre 4 y 6mm

Un Drop menor a 8mm favorece el aterrizaje con la zona delantera del pie o metatarsos. Este tipo de calzados contribuyen a una pisada más natural, favoreciendo la transición de la zancada y mayor estabilidad en superficies irregulares.

Drop entre 8 y 12mm

La mayoría de los tenis que podemos encontrar en las tiendas tienen un drop entre 8 y 12mm. En su mayoría los encontraremos entre los 8 y 10mm, de 10 a 12 o hasta 13mm en casos muy específicos en calzados que tengan un cierto tipo de control de pronación extrema. Generalmente este tipo de calzado lo vemos en entrenamientos habituales, en largas distancias o en corredores que tengan un ritmo mayor a 5 minutos por kilómetro.

Los tenis que tienen esta elevación ofrecen en su mayoría una mayor amortiguación y estabilidad de la pisada; también en su mayoría son calzados más pesados por los materiales y compuestos que integran con el fin de apoyar el aterrizaje con la zona de los talones.

Un Drop bajo ya no es sinónimo de baja amortiguación

Anteriormente estábamos acostumbrados a ver un calzado de menor drop con poca amortiguación. En la actualidad, en el mercado hay calzados de todo tipo, con drop bajo y sin amortiguación, con drop bajo y mucha amortiguación, u obviamente con un drop elevado y mucha amortiguación. Todo dependerá de la marca y modelo que estés buscando.

Consejos:

  • Si no tienes mala técnica de carrera y quieres irte a la segura por la amortiguación, un drop de 8 a 10mm son los ideales.
  • Si tu técnica de carrera es pisando con talones, el drop adecuado para ti es de 10 a 12mm
  • Si tienes un grado de pronación extrema, busca un calzado que tenga 12 o hasta 13mm de drop.
  • En el caso que tengas problemas en zonas de los gemelos, el soleo y en el tendón de Aquiles, un drop alto es el más adecuado.
  • Si sufres de la zona de los cuádriceps y las rodillas, un drop bajo puede ser la solución para aliviar la carga.
  • Si estás acostumbrado a un drop alto y quieres probar uno bajo, es necesario hacerlo de manera progresiva, siendo un factor importante la técnica de carrera para evitar lesiones.

Facebook Comments
0Shares
Previous post RUN PUMA VAN, el compañero de todo runner que busca desafiar los límites
Next post adidas Originals y South Park presentan Campus 420 “Toallín”