Principio de la Individualidad y la importancia de un entrenamiento personalizado

¿En cuántas ocasiones has escuchado – o dicho – “me lesioné por seguir tu entrenamiento” y la respuesta inmediata es “algo hiciste mal, porque yo estoy muy bien»?

Cuando comenzamos a adentrarnos en el mundo del running usualmente nos acercamos a conocidos que ya practican este deporte, en ese momento ellos son nuestros maestros, quienes nos irán guiando por el camino para concluir nuestras primeras metas. En otros casos instalamos alguna aplicación móvil que nos ponga algún tipo de entrenamiento y nos diga qué hacer día a día.

Conforme pasa el tiempo y cumplimos esas metas y nos proponemos otras más, los equipos de running o entrenadores recomendados son aquellos encargados a irnos llevando paso a paso hasta quizá llegar a esa prueba mayor. Y es entonces que regresamos a la pregunta inicial: Cuántas veces has escuchado o dicho “me lastimé por seguir tu plan de entrenamiento, no sé porque»…

En esta ocasión hablaremos del Principio de la Individualidad Deportiva:

(Atento aviso, este blog no les gustará a muchos coaches, equipos de running y creadores de aplicaciones móviles…)

Cada persona tiene una estructura física y psicológica totalmente diferenciada de los demás, somos personas únicas y sin similitudes. Por esta simple razón no podemos reaccionar de la misma manera ante algún estímulo. O en palabras más sencillas: No nos sirven los mismos entrenamientos a todos y se deben ajustar acorde a cada persona.

El hecho de que seamos únicos e irrepetibles es gracias a la unión de dos características y que son las bases y el soporte de la individualidad de las personas:

  • Genotipo: Conjunto genético de un individuo en forma de ADN (genoma)
  • Fenotipo: Es el resultado de la interacción del genoma de un individuo con el medio ambiente.

El entrenamiento deportivo debe estar determinado a una serie de características hereditarias y que estén junto a los factores ambientales (Genotipo y Fenotipo). Al ser únicos y responder a los estímulos de forma diferente, cada persona tendra que entrenar de una u otra forma para lograr mejorar su disciplina deportiva.

De acuerdo con el principio de la individualidad, cada persona debe llevar a cabo un entrenamiento adaptado, y no adaptarse a un entrenamiento común.

Si bien llevar a cabo un entrenamiento común nos dará grandes mejoras, tenemos una serie de limitantes genéticas con las que no podremos luchar las cuales son: fuerza máxima muscular, la actitud de la resistencia máxima cardiovascular, la flexibilidad y la velocidad máxima.

Si dos personas con capacidades similares llevan a cabo el mismo entrenamiento, una tendrá mejores resultados que la otra, ya que su fisonomía y estilo de vida influyen en una gran cantidad, del mismo modo, si se aplica el mismo entrenamiento a personas con diferentes capacidades o fisonomía, esta no podría soportar la carga del entrenamiento, no rendiría o se llenaría de lesiones.

Cada persona tiene unas cualidades marcadas genéticamente, y otras moldeables, aunque se tengan niveles muy similares, a cada uno le funcionan diferentes métodos de entrenamiento. Cada persona es diferente y, como tal, cada entrenamiento debe ser diferente teniendo en cuenta muchas cosas como: situación personal, laboral, nivel físico, experiencias previas, edad, sexo, y obviamente sus objetivos e intereses.

En Internet y en diferentes aplicaciones móviles podemos encontrar una gran cantidad de entrenamientos para 5K, 10k, 21K o Maratón, los cuales sin duda fueron desarrollados por personas con grandes capacidades y conocimientos, pero obviamente no toman en cuenta nuestra vida diaria, y sin la ayuda de un profesional lo único que conseguiremos es sobreentrenarnos.

No estoy diciendo que estos planes o aplicaciones sean malas, simplemente debemos tener en cuenta que cualquier plan de entrenamiento puede o no funcionarnos, que a unos les resultará muy efectivo y a otros los llenará de lesiones por diferentes circunstancias.

El Principio de la Individualidad defiende que cada corredor es único y como tal, cada entrenamiento debe ser único e intransferible (aunque no les guste a muchos coaches). Su plan de entrenamiento debe encajar perfectamente en las necesidades, carencias y fortalezas de cada corredor según su edad, nivel, objetivos, estilo de vida y periodo en el que se encuentre.

Te recomendamos: La importancia de los principios del entrenamiento deportivo

10Shares

Facebook Comments