En medio de un mundo que busca constantemente formas más sostenibles de alimentarse y preservar los recursos naturales, ha surgido una interesante tendencia en el ámbito de la nutrición: la dieta ento-vegana.

Esta innovadora propuesta combina dos conceptos aparentemente distintos pero poderosamente complementarios: la ingesta de insectos y una alimentación vegana. A primera vista, esta combinación puede parecer inusual, pero explorar sus beneficios para la salud y el medio ambiente revela un enfoque prometedor y ecoamigable. En México, la marca BeCrickets lidera este movimiento de nutrición sustentable a través de una línea de proteínas en polvo.

¿Qué es la nutrición ento-vegana?

La dieta ento-vegana se basa en la idea de incorporar insectos como fuente de proteínas en una dieta vegana. Los insectos son una rica fuente de nutrientes, incluyendo proteínas de alta calidad, grasas saludables, vitaminas y minerales. En los últimos años, esta práctica ha captado la atención global debido a su potencial para abordar los desafíos de la seguridad alimentaria y la sostenibilidad. Alrededor del mundo, más de dos mil millones de personas consumen insectos de manera cotidiana (Iberinsect).

En México, se encuentra arraigada una notable tradición y herencia en lo que respecta al consumo de insectos. Los cuales se han considerado una fuente valiosa de alimento y nutrientes desde las civilizaciones prehispánicas. A lo largo de los siglos, esta costumbre ha perdurado, y en la actualidad, los insectos continúan siendo una parte integral de la gastronomía mexicana como un reflejo de su riqueza culinaria.

Beneficios para la salud

Proteína completa: Los insectos son una excelente fuente de proteínas completas, lo que significa que contienen todos los aminoácidos esenciales que nuestro cuerpo necesita para funcionar correctamente. Esto es particularmente valioso para aquellos que siguen una dieta vegana, ya que puede ser un desafío obtener todas las proteínas necesarias de fuentes vegetales. Por ejemplo, una cucharada de BeCrickets aporta la misma cantidad de proteína que un huevo.

Perfiles de grasa saludables: Los insectos también proporcionan grasas saludables, incluyendo ácidos grasos omega-3 y omega-6, que son esenciales para la salud cardiovascular y cerebral.

Vitaminas y minerales: Los insectos son una rica fuente de vitaminas y minerales, como hierro, zinc, calcio, vitamina B12 y ácido fólico. La deficiencia de estos nutrientes es común en las dietas veganas tradicionales, y los insectos pueden ayudar a llenar esos vacíos nutricionales. Por ejemplo, los grillos tienen 4 veces más vitamina B12 que la carne de res y más calcio que la leche.

Baja huella ambiental 

En comparación con la ganadería convencional, la cría de insectos para consumo requiere significativamente menos tierra, agua y recursos alimentarios. Además, producen menos emisiones de gases de efecto invernadero y generan menos residuos. Al optar por la nutrición ento-vegana, se contribuye a la conservación del medio ambiente y a la reducción de la presión sobre los recursos naturales.

La nutrición ento-vegana es una propuesta emocionante que fusiona la sostenibilidad y la salud. A medida que la conciencia sobre los impactos ambientales y la necesidad de opciones de alimentos nutritivos crece, explorar alternativas como ésta puede allanar el camino para una forma más equilibrada y sostenible de alimentarse. Si bien puede parecer una idea audaz, no hay duda de que la nutrición ento-vegana, con productos como la proteína en polvo de BeCrickets, que mezcla proteína de grillo más proteína vegetal, es una solución tangible en el panorama alimentario al que nos enfrentamos hoy en día.

Encuentra BeCrickets sabor Café de Olla en puntos de venta online, incluyendo su página web www.becrickets.com, Amazon y Mercado Libre. BeCrickets sabor Vainilla de Papantla y Chocolate Mexicano se encuentran también en Farmacias San Pablo y tiendas especializadas como GNC o Nutrisa.

Please follow and like us: