¡Karina Carsolio hace historia al ser la primera corredora mexicana en participar en una Gran Final de las GTWS!

Salomon impulsa el circuito de trail running de mayor audiencia en el mundo que se desarrolla en 6 pruebas, esta edición 2021 se realizaron en España, Francia, Italia, Suiza y Alemania: las Golden Trail World Series, que este 16 de octubre llegará a El Hierro, en las Islas Canarias a vivir su Gran Final en “The One Race”.

Esta será una de las competencias de trail running que más interés despierte internacionalmente, entre otras cosas, debido al nivel de corredores que consiguen ser invitados al concluir las 6 pruebas locales. Históricamente, la sede de esta Gran Final es elegida por la excepcionalidad y diferenciación de su entorno. En 2018 se disputó en Sudáfrica, en 2019 en Nepal y en 2020 en Azores.

Para la final de 2021, el escenario seleccionado fue la isla de El Hierro por el paisaje, el desafío, la historia y la atmósfera, ya que todos ellos se combinan de manera única en El Hierro.

Después de las 6 carreras que componen el circuito, se conocen las 11 mejores corredoras y los 11 mejores corredores que lograron acumular el número de puntos necesarios para obtener su invitación a enfrentarse en la Gran Final. Entre los cuales se encuentran 12 representantes del Team Salomon, casualmente 6 mujeres y 6 hombres. Aquí se puede ver el ranking final al término de las 6 carreras. México estará presente en esta Gran Final representado por Karina Carsolio (Team Salomon México), quien recibió una invitación especial debido a la entrega y la pasión que demostró en tres de las carreras que forman parte del serial, aún cuando su puntaje final la ubicó en el lugar 15 del ranking femenil. El objetivo de esta invitación es que Karina busque colocarse en el top 10 mundial compitiendo en El Hierro.

El recorrido de Karina a lo largo de esas tres carreras, estuvo impregnado de una combinación de diferentes emociones debido a los resultados que obtuvo en cada una de ellas.

En la Dolomyths Run italiana, realizada el 18 de julio y la primera carrera en la que Kari participó de la GTWS este año, hizo historia al ser la primera atleta mexicana en ocupar un lugar en el podio en la competencia conocida como la “Autopista al Infierno”, y es que llegó en el tercer lugar de la categoría femenil. En ese momento fue calificada como “una mujer que ha debutado a lo grande”, y ella misma se declaró como la mujer más feliz del mundo, “me moría por correr con estas atletas que he estado siguiendo durante tanto tiempo desde la distancia. Tenía esperanzas de entrar quizás en el top-10, pero nunca pude ni soñar con una posición de podio”.

El 7 de agosto en Sierre-Zinal, en Suiza, Karina llegó en la posición 16 en la categoría femenil, ese día se tuvo que enfrentar a lo que ella llamó “una batalla entre la mente, el cuerpo y la voluntad”, alrededor del minuto 10 empezó a sentir muchas molestias gastrointestinales, “y por más que intentaba encontrar mi ritmo y empujar en la subida, no podía, fue una sufridera horrible”, y a pesar del malestar físico, en ningún minuto se dio por vencida.

La tercera parada para Kari en las GTWS, fue el 25 de septiembre en Francia, la Skyrhune, conocida como “las puertas del infierno”. Y aunque Karina obtuvo una mejor posición que en Sierre-Zinal, no logró colarse al top 10 al ocupar la posición número 12 de la categoría femenil. “No tengo mucho que decir de Skyrhune, me sentí pésimo desde el minuto 5 y corrí con lo que traía ese día, que evidentemente no era mucho. Mentalmente me sentía bien, lo cual lo hizo todavía más difícil porque al querer empujar no encontraba respuesta corporal. Me quedé rozando el top 10 y pues bueno, a seguirle entrenando”, señaló en ese momento.

Ahora, apenas a unos días de su participación como invitada en la Gran Final de las GTWS en El Hierro, Karina declara que no cree en las coincidencias, “creo que todo sucede para que esta experiencia que tenemos en la Tierra sea de aprendizaje. Después de haberme sentido fatal en Skyrhune y no lograr el resultado por el que tanto trabajé, me sentí frustrada y con ganas de regresar a México y a su apapacho. Sin embargo se presentó nuevamente una oportunidad”.

Asegura que se siente agradecida con el Universo y con la forma en que cada momento es una oportunidad de aprendizaje y crecimiento, aunque no lo veamos como tal en ese instante, agrega que, ahora, a pesar de los dolores físicos que tiene debido a su enfermedad (Espondiloartritis): “me siento emocionada, honrada y tremendamente agradecida por esta oportunidad. Correr al lado de las mejores del mundo es una sensación sublime, poder estar ahí con ellas, disfrutando de las veredas y al mismo tiempo sufriendo físicamente, dedicando toda la energía a ese momento, en ese lugar, es algo que va más allá de lo que puedo describir. Es la razón de porqué compito, es una ofrenda a la vida, una alabanza al monte”, concluye.

Si bien son 11 corredoras y 11 corredores, así como Karina Carsolio, los invitados a la Gran Final, hay 300 lugares disponibles para corredores aficionados que deseen sumarse a este encuentro irrepetible en la isla de El Hierro junto a los mejores corredores del mundo en un recorrido de 36.9 k diseñado exclusivamente para esta ocasión por técnicos de Salomon.

Facebook Comments
0Shares