Maratón Internacional CDMX Walker-Friendly, los riesgos de caminar un maratón

¿Planeas caminar el maratón de la Ciudad de México? Conoce los peligros al exponerte por tanto tiempo a esta actividad sin haberte preparado.

Cuando incursionamos en el mundo del running y nos vamos apasionando por este deporte, una de las mayores pruebas es correr un maratón, aquella distancia que nos hace cambiar nuestro modo de vivir y ver las cosas que llevamos a cabo día con día y, obviamente, deseamos que muchos seres queridos que nos rodean puedan vivir este tipo de experiencias.

Pues ese podría ser el pensamiento de los organizadores del Maratón Internacional de la Ciudad de México, quienes para su próxima edición anunciaron la nueva modalidad Walker-Friendly, es decir, tener hasta un máximo de 9 horas para poder concluir con la distancia de un maratón (42.195 kilómetros), ya que – según ellos – una persona en promedio camina un kilómetro en 12.48 minutos. ¿Pero caminar esta distancia es recomendable?

La salud es un factor fundamental para realizar cualquier tipo de actividad física, ya que es recomendable que cualquier persona realice un mínimo de 30 minutos de ejercicio al día, y sin la debida preparación cualquier tipo de deporte puede tener altos riesgos que dañen y expongan tu bienestar (o vida en casos extremos).

Como entrenador de un equipo de corredores, la recomendación del tiempo de preparación es de mínimo 6 meses teniendo los últimos 3 como los meses más fuertes para prepararse física y mentalmente para la exigencia de la máxima prueba del atletismo, tener más de un año corriendo de manera constante y con la experiencia de al menos 3 medios maratones.

Las personas que corren o caminan por una larga duración y distancias prolongadas se exponen a una gran cantidad de riesgos físicos como fascitis plantar, tendinitis pata de ganso, rodilla del corredor, periostitis tibial, condromalacia rotuliana o fractura por estrés, entre otros. Estas lesiones son provocadas por las cargas que se dan por los impactos de las zancadas, estrés y sobrecarga de ejercicio antes o durante la competición, sumadas a la deshidratación, mala hidratación, incorrecta alimentación, golpe de calor, o calambres secundarios.

En entrevista con Verónica Sánchez, Médico de Actividad Física y Deportiva del Centro Médico ABC, nos comentó que muchas personas se inscriben a una carrera para comenzar una vida saludable, pero, la salud debe estar en primer lugar para llevar a cabo cualquier tipo de actividad deportiva; por estas razones, sin la debida preparación no se aconseja inscribirse al Maratón Internacional de la Ciudad de México como corredor o caminador.

Por su parte, los participantes deben tomar medidas precautorias antes, durante y después de la carrera, desde un proceso de entrenamiento, dieta, y análisis físicos y clínicos para determinar si se tiene algún problema que afecte al participante durante la ejecución.  La doctora Verónica recomienda llevar a cabo una serie de exámenes como: electrocardiogramas en reposo, pruebas de esfuerzo, pruebas de pisada, desgaste en articulaciones y análisis para conocer su historial clínico, enfermedades hereditarias (cardíacos o diabetes, por ejemplo), niveles de glucosa, anemia o infecciones.

Si bien los organizadores desean que los corredores inviten a otros a caminar para poder conseguir que las 42,000 inscripciones se terminen y participen en el 50 aniversario del maratón de 1968, deben preocuparse por la salud e integridad de los participantes, garantizar que durante esas 9 horas tendrán la hidratación necesaria y los servicios médicos para poder atender cualquier tipo de necesidad.

Sin la debida preparación previa, no es recomendable participar en ningún maratón, ya sea como corredor o caminador; su salud debe ser la principal preocupación y no por desear acompañar o vivir un tipo de experiencia deban ponerla en riesgo, pues no es una meta que deban lograr en este momento.

Pero si planeas participar en el maratón en la modalidad Walker-Friendly te recomendamos:

  • Caminar más de 30 minutos al día e ir incrementando la distancia
  • Seleccionar bien el calzado y utilizar con el que se entrenó (no estrenar tenis)
  • Consumir alimentos o energizantes con los que ya esté familiarizado
  • Hidratarse previamente y llevar una dieta rica en carbohidratos
  • Utilizar ropa ligera y cómoda
  • Llevar consigo una gorra para evitar un golpe de calor
  • Realizar un estiramiento estructurado una vez concluido el maratón
  • Caminar un poco cada hora para liberar ácido láctico
32Shares

Periodista de Tecnología y Running con más de 13 años de experiencia escribiendo en diferentes medios a nivel nacional. Fui Pacer de Nike Run Club, certificación en programación de entrenamiento para corredores, y actualmente soy coach de un equipo de running. He corrido 4 maratones, aunque mi pasión es el 21K. Impulsor de una cultura en Internet y del running en México.

Facebook Comments