Huertos orgánicos amigables para el humano y para el medio ambiente

El Parque Bicentenario cuenta con una chinampa que es enteramente cuidada y administrada por el personal de Jardinería del Parque, que se encarga de realizar labores de cultivo para obtener cosechas a lo largo del año.

En los últimos años, muchas personas han considerado el cultivo orgánico como una alternativa para producir sus alimentos. Pero, te has preguntado ¿por qué mucha gente prefiere lo orgánico? Bueno, principalmente porque no se fuerza el crecimiento natural de las plantas y, debido a que no se emplean fertilizantes, plaguicidas u otros químicos, no afectan la salud del consumidor ni dañan al medio ambiente.

Parque Bicentenario cuenta con una hermosa chinampa la cual es enteramente cuidada y administrada por el personal de Jardinería del Parque, que se encarga de realizar las labores culturales (deshierbe, aireado del suelo, nutrición y riego) y de cultivo para obtener cosechas a lo largo del año, rotando las diferentes plantas para cuidar la tierra de cultivo, reciclar nutrientes y evitar plagas o enfermedades.

En esta Chinampa-Tular se han sembrado: ahuehuetes, sauce llorón, cola de caballo, papiro egipcio, flecha de agua, nenúfar y tule chinampero, los cuales se cuidan de modo natural.

Aunque la mayoría de estas plantas son de ornato, hay algunas como la cola de caballo que se usa para afecciones de los riñones, del estómago y hasta para aliviar el cansancio; mientras que el tule chinampero es útil para hacer petates y cestería.

Los alimentos que proporciona la chinampa, ubicada en el Parque Bicentenario, se obsequian los fines de semana a los visitantes.

En este sentido, las chinampas representan un área sobresaliente de este jardín porque en ellas se muestra un método de cultivo amigable con el entorno. Cabe recordar que por su importancia ecológica, histórica y cultural, las chinampas han sido consideradas por la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO, por sus siglas en inglés) como “sistemas agrícolas patrimoniales”; en tanto que la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO), desde 1987, reconoce las chinampas como Patrimonio Cultural de la Humanidad.

Otro dato es que se debe planificar. Si sembraras 100 lechugas, estarían listas para cosecharlas al mismo tiempo y tu familia no podría comerlas todas en un lapso corto, por lo que debes sembrar conforme lo que pretendas consumir.

Por ello debes considerar cuáles son las hortalizas que puedes alternar. Las leguminosas, por ejemplo, ayudan a mejorar el contenido de nitrógeno en el suelo. También podrías usar abono orgánico o composta con desperdicios de la cocina para que la tierra pueda reponer sus propiedades naturales.

El Parque Bicentenario tiene como misión brindar experiencias únicas en armonía con el medio ambiente, a través de modelos de entretenimiento innovadores enfocados a empresas y al público en general.

De esta manera, la población disfruta e interactúa con los ecosistemas y recursos naturales mediante actividades culturales, artísticas, deportivas y de entretenimiento para su convivencia y bienestar.

Impactos: 18

0Shares

Facebook Comments