Es importante que adaptes  las rutinas a las posibilidades de tu compañero perruno y sus características, como tamaño, peso y condiciones médicas.

Cada 21 de julio se celebra el Día Mundial del Perro, y aunque los adoramos todo el año, ésta es una fecha oportuna para explorar nuevas formas de consentirlos y de relacionarnos con ellos. Una de las tendencias consiste en tener  rutinas deportivas donde ambos sean compañeros de  entrenamiento, así tú te activas y tu amigo de cuatro patas aprende algo nuevo.

La actividad física tanto para los caninos  como para los humanos es esencial para un buen estado de salud; además de que nos permite liberar estrés, más aún cuando pasan mucho tiempo dentro de casa. Es importante que adaptes  las rutinas a las posibilidades de tu compañero perruno y sus características, como tamaño, peso y condiciones médicas. Para orientarte sobre cómo ejercitarte con tu mascota, los expertos en  DEPORPRIVE comparten 5 básicos  que pueden realizar en conjunto

  • Practiquen sentadillas: Mientras realizas tu serie de sentadillas puedes tomar a tu lomito de las patas delanteras y hacerlo subir y bajar a un ritmo cómodo para ambos. En la medida en que se habitúe comenzará a imitar tus movimientos, flexionando la parte delantera de su cuerpo. 
  • Salgan a correr o caminar: Una actividad sencilla para ponerse en forma es dar un paseo y, de acuerdo a las condiciones físicas de ambos, acelerar el ritmo de una caminata por las calles de la colonia o el parque, a correr por lapsos alternando descansos. A medida que tu perro se acostumbre puedes dar paso al canicross, esta disciplina consiste en correr a través de montañas y colinas con tu lomito amarrado en la cintura. También puedes incluir paseos en bicicleta o en patines, siempre con la precaución de llevar bien sujeta la correa o asegurarte de que no se alejará. 
  • Prueben su agilidad: Para mantener activa la condición física y mental de tu lomito puedes organizar un circuito casero con ayuda de algunas almohadas, conos de plástico, sillas o hasta palos de escoba. Distribuye varios obstáculos y acompaña a tu perro por cada uno de ellos para que reconozca lo que debe hacer ante cada uno. Posteriormente puedes alentarlo a hacerlo solo, con ayuda de un juguete o un premio.
  • Bailen: No dudamos que muchos canes tienen el don del ritmo en sus 4 patas, por lo que puedes poner tu música favorita y mover tu cuerpo en sintonía con tu perro. Puedes sostenerlo de sus patas delanteras y bailar en pareja o simplemente motivar a que lo haga con detonantes como aplausos o porras que reconocerán como un premio. 
  • Relájense con Doga: Si su ritmo es más tranquilo o ya tuvieron una sesión agitada de entrenamiento, relájense mientras estiran sus cuerpos con yoga para tu perrito, que ha sido nombrada como “Doga”. Si no realiza estiramientos por sí mismo y no imita  tus movimientos, puedes ayudarle con pequeños masajes en sus patas, su cuello o detrás de las orejas. 

Es importante que comprendas que lo principal para ejercitarte con tu mascota es que acceda, pues no puedes obligarla o forzarla ante el riesgo de lesiones o de alterarlo emocionalmente. La paciencia y la constancia son herramientas que deberás implementar para que sea una actividad que ambos disfruten. Consulta a tu veterinario antes de comenzar cualquier entrenamiento.

Facebook Comments
0Shares
Previous post ASICS METASPEED permite a los corredores mejorar sus tiempos sin modificar su estilo
Next post ¿La melatonina realmente funciona para dormir?