¿Te ha pasado que cuando comienzas tu periodo decides no hacer ejercicio por la preocupación de sentirte mal, cansada o con el temor de no rendir lo suficiente? Aquí te hablaré de lo que puedes hacer durante la etapa de menstruación.

Sabemos que durante nuestro periodo tendremos síntomas como los cólicos, cambios de temperatura, cansancio, sueño, antojos, inflamación, dolor de cabeza, mareos, náuseas, anímicamente estamos inestables y vulnerables y hasta pensar en entrenar te dará pereza o sentirás limitada. Y en varias ocasiones probablemente hayas escuchado que debe de ser un momento en el cual debes de reposar y mantenerte inactiva.

Pero cada persona es diferente y por lo tanto los síntomas durante la menstruación también lo son, por esa razón si decides entrenar en esos días te recomiendo que la duración e intensidad sea tu elección y no te obligues a hacer algo que tu cuerpo no va a lograr y termines odiando activarte durante esos días. Es por ello por lo que aquí te mencionaré los pros, contras y recomendaciones que puedes tomar en cuenta al momento de entrenar cuando llega “Andrés” y te des la oportunidad de experimentar y vivir ese periodo de una manera más agradable. 

Entrenar durante nuestro período menstrual tiene las siguientes ventajas:

  • Liberación de endorfinas: sabemos que las endorfinas son sustancias que produce nuestro cerebro para generar un efecto de placer y bienestar, y la ausencia de ellas pueden producir estados de depresión o desequilibrio emocional. Y una de las ventajas de entrenar es que estimulamos la secreción de éstas, además de ser un analgésico natural, por lo tanto, nos ayudará a sentir alivio de las molestias y el dolor.
  • Controla los cambios de humor: uno de los principales síntomas del síndrome premenstrual son los cambios de humor, que incluso pueden prolongarse hasta que el ciclo menstrual termine. Y al hacer ejercicio y provocar la liberación de endorfinas, nos va a permitir mejorar nuestro estado de ánimo y hacer que nos sintamos mejor.
  • Mejora el flujo sanguíneo: al realizar actividad física hacemos que la circulación sanguínea se active por lo tanto puede reducir el dolor pélvico también conocido como cólicos que aparecen en la etapa de la menstruación.
  • Evita la retención de líquidos: sabemos que al correr eliminamos líquidos y está su vez es bueno para disminuir la sensación de pesadez e inflamación en la zona pélvica. Sin embargo, es importante que tomes en cuenta que debes hidratarte correctamente para evitar una descompensación y más cuando hagas ejercicio.
  • Antiinflamatorio: el ejercicio es un factor antiinflamatorio que nos ayuda a aliviar algunos trastornos de la menstruación como el síndrome premenstrual, que comporta síntomas diversos como la hinchazón del pecho, los cambios de humor, y la sensación de pesadez o de retención de líquidos.
  • Te aporta más energía: antes y durante el periodo de menstruación hay una disminución de hormonas, es por ello por lo que el entrenamiento es un aliado para disminuir el síndrome premenstrual y una semana después tu cuerpo genera hormonas produciendo de forma natural más energía.

Recomendaciones para entrenar durante tu periodo menstrual:

  1. Una buena hidratación en ese periodo y más aún en los entrenamientos evitará que retengas líquidos y estés hinchada, además de recuperar el líquido que expulsaste al momento de entrenarte.
  2. El descanso es fundamental, ya que le brindas la oportunidad a tu cuerpo de recuperarse de los síntomas no solo de la menstruación sino también del desgaste energético y muscular del ejercicio. Así que no te excedas y asegúrate de descansar bien.
  3. Estira y realiza un calentamiento activo antes de correr, no sólo te ayudarán a calentar antes de entrenar sino también te ayudará a aliviar los calambres menstruales.
  4. Si no te sientes segura o confiada de salir a correr o entrenar sola mientras estás en tu periodo, puedes invitar a alguien a que corra contigo, hará que la actividad sea más amena, además de sentirte comprometida y motivada para que la lleves a cabo.
  5. Completa la actividad física con una dieta a base de fruta y verdura fresca y alimentos reducidos en sal para evitar la hinchazón.
  6. Cuando menstruamos la pérdida de hierro se hace presente en la sangre que desechamos, es por ello por lo que en esa fase te recomiendo comer un poco más de alimentos que contengan hierro, esto ayudará a prevenir anemia, así como también los calambres menstruales también conocidos como cólicos.
  7. Actualmente hay productos de higiene para realizar actividad física durante el periodo de menstruación, así que te recomiendo que elijas aquellos que te ayuden y te hagan sentir cómoda.

Sin embargo, no todo lo que mencione puede ser efectivo o funcional para todas las mujeres, también puede haber factores contraproducentes de realizarlo y más si no estamos acostumbradas a hacer ejercicio.

Contra:

  • Por el esfuerzo físico excesivo pueden aumentar los síntomas menstruales y sentirás incomodidad y en vez de ser una actividad agradable, la terminarás odiando.
  • Puede aumentar el apetito y los antojos por alimentos azucarados y/o procesados, por lo tanto, la probabilidad de alimentarse sanamente puede verse afectada. Esto también aplica para las bebidas.

Así que no dudes o tengas temor de salir a entrenar durante tu periodo menstrual. Ahora que conoces los pros y los contras, haz que ese “tormentoso” momento se convierta en una situación que puedas disfrutar contigo misma.

Facebook Comments
0Shares
Previous post ¿Cuáles son las diferencias de los lentes para fotografía de retrato? Canon te lo explica
Next post Si eres gamer considera algunos tips para el cuidado de tus ojos