¿Qué superficie es mejor para correr?

Conoce los Pros y Contras de todos los terrenos en los que corremos día a día en entrenamientos o carreras.

A menudo buscamos nuevos lugares para entrenar acorde a alguna competencia o bien para no aburrirnos de correr siempre en el mismo lugar. Además, también existen una gran cantidad de carreras los fines de semana que nos llevan por superficies distintas para agregar un grado de dificultad o diversión.

¿Alguna vez te has preguntado la manera en que cada una de las superficies benefician tu entrenamiento y afectan tu cuerpo? A continuación, te contaremos más acerca de las superficies más comunes y cómo deberás usarlas como parte de tu entrenamiento.

1. Caminadora o cinta

Pros:
Entrenar en cinta no genera daño en los tendones y ligamentos. Es una de las mejores formas de comenzar a correr luego de haber sufrido una lesión, o cuando deseas entrenar a un ritmo específico y con una inclinación acorde a lo que busquemos.
Contras:
Correr en cinta no es igual que correr al aire libre, sobre todo cuando utilizas la caminadora con inclinación de 0. La cinta es la que provoca que tú estés en movimiento, por lo que el impacto es menor, teniendo como resultado una mayor fatiga cuando corremos en la calle. Te recomendamos entrenar con una inclinación de 1.5 para tratar de simular un entrenamiento al aire libre.

2. Pista

Pros:
Una pista sintética es ideal para un entrenamiento estructurado y para correr intervalos. Al igual que la caminadora, es perfecta para principiantes o personas que se están recuperando de una lesión al tener una superficie más suave y sin grado de inclinación.
Contras:
Si no estás entrenando intervalos, realizar una distancia continua puede ser repetitiva y aburrida, bajando nuestro rendimiento a causa de la mente. También podremos tener entrenamientos contra reloj por el hecho de encontrarnos en la pista y esto represente desequilibrios musculares. Te recomendamos correr en sentido contrario para cambiar dejar a un lado nuestro instinto competitivo.

3. Naturaleza

Pros:
Corre en bosques suaves o en la naturaleza proporciona una de las mejores amortiguaciones y sensaciones para correr ayudando a no desgastar nuestras articulaciones. Además, es una de las mejores superficies para entrenar nuestra técnica de carrera sin generar mayor impacto.
Contras:
Al tener una superficie suave no generamos tanta fuerza en nuestros músculos y puede provocar que llevemos o nos acostumbremos a ritmos más suaves. El tipo de piso que pueda llegar a ser inestable también provoca que no sea ideal correr a un ritmo específico. La intensidad es alta inclusive en ritmos más lentos.

4. Asfalto

Pros:
Sin duda alguna, el terreno más utilizado para correr, pues literal, afuera de nuestra casa comienza nuestra pista de entrenamiento. El asfalto te da las condiciones perfectas para los entrenamientos a ritmo y distancia sin tener que prestar demasiada atención a la superficie, ya que prácticamente todo el terreno es igual.
Contras:
La mayoría del asfalto es duro y generará un estrés ortopédico (no apto para corredores con problemas en articulaciones). Es muy importante que sepas qué tipo de calzado elegir sin que te provoque lesiones. Aunado a esto, hay que correr con cuidado de autos, y todo el ambiente que nos rodea. Asegúrate de adquirir un calzado que te amortigüe correctamente y satisfaga tus necesidades al correr.

5. Montaña

Pros:
La montaña es todo un reto para quien decide correr ahí, gracias a sus condiciones cambiantes, rutas por explorar y en su mayoría, la altitud, hacen que este desafío sea divertido. El esfuerzo de compensación en las superficies irregulares y los cambios de dirección provocarán que en tus entrenamientos trabajes los músculos de apoyo y estabilidad. Una excelente opción para agregar a nuestro entrenamiento.
Contras:
Dado al piso irregular o piedras que encontremos en el camino, es muy fácil que se tuerza el tobillo. Ten cuidado cuando corras en montaña y fíjate donde vayas a pisar, corre en montaña sólo los días que estés bien descansado.

6. Arena

Pros:
Cuando la arena está dura es muy bueno para las articulaciones correr por la playa. A diferencia, cuando está blanca tendremos que levantar más las rodillas, pisar más fuerte y aplicar mayor fuerza, lo cual ayudará bastante a mejorar la técnica de correr y la energía que empleamos.
Contras:
Correr en la arena blanda será agotador, por lo que habrá que incorporar algunos descansos (aprovecharlos para hidratarnos) y evitar lesiones. En distancias largas, la inclinación de la arena puede llevar a oblicuidad pélvica, evita este problema cambiando la dirección regularmente.

7. Pasto

Pros:
El pasto es ideal para quienes les guste correr descalzo o tenis de poca amortiguación y mejorar su técnica de correr, además al correr sobre hierba bien mantenida fortalecemos los músculos y tenemos una buena amortiguación.
Contras:
Aunque no existen contras en este tipo de superficie, cuando desees entrenar descalzo fíjate bien donde pisarás para no pisar piedras, cristales o cualquier artículo que pueda dañarnos físicamente.

Cada superficie tiene sus pros y contras cuando corremos para prepararnos ante una competencia o para mantener el nivel que deseamos. Te recomendamos seleccionar la superficie que vaya más acorde a tu entrenamiento y calendario del mismo, y cambiar ocasionalmente para que tu rutina se mantenga variada y no caigas en aburrimiento.

Impactos: 3

38Shares

Facebook Comments