Nuevos conceptos, siluetas y la reinvención de las señas de identidad de la marca, en lo más reciente de Desigual.

La chica Desigual tiene treinta y tantos. Es una persona de mente abierta, creativa, vital. Está segura de sí misma y mantiene una actitud activa y comprometida. La cultura contemporánea y la conexión con el entorno son sus pasiones.

Atraer a esa mujer independiente, que expresa su individualidad sin rodeos, a esa Expressionist -por ponerle una etiqueta-, es el objetivo de Desigual en la temporada Spring Summer 23.

Para conseguirlo, la colección presenta una imagen elevada, inspiraciones novedosas y propuestas audaces y reimagina los códigos clave de Desigual: el color, los prints, el collage. El Nuevo Desigual.

Los puntos fuertes de la colección

Las primeras prendas de la colección que llegarán a tiendas lo harán con una vibra urbana muy marcada y prints surrealistas. En este segmento, blusas y truckers se combinan con denim.

A medida que avanza la temporada, llega el momento de un staple de la marca: el collage.
Con la técnica del patch digital se crean motivos en diferentes colores y tamaños, con un toques de grunge desenfadado y acentos de denim con pedrería.

Otra seña de identidad reformulada son los personajes icónicos en prendas icónicas:
Mickey Mouse en clave arty y enmarcado por diseños de ilustradores, Pink Panther con brillos y dibujos a contraste y, con motivo del año del conejo, Bugs Bunny.

Como cada temporada, la colección incluye un segmento diseñado por Monsieur Christian Lacroix. El couturier ha creado prints a todo color y muy gráficos junto a sus icónicos motivos florales y los ha aplicado en vestidos, tops, prendas sport y beachwear.

En primavera, no pueden faltar las flores, ahora inspiradas en el metaverso, con toques metalizados, desenfocadas o incluso en blanco y negro. El color, símbolo de Desigual, es la estrella de la colección: amarillo, rojo, verde y naranja, con toques de blanco. Las prendas están confeccionadas en tejidos ligeros y muy confortables, que son una oda al buen tiempo.

Para los meses de puro verano, beachwear y diseños superrefrescantes: estampados de estilo étnico y juegos de geometrías en prendas de tul y algodón, todo muy combinables con un mood tropical urbano.

Please follow and like us: