Sonos, un sistema de teatro en casa para disfrutar de los deportes

445877 beam gen2 sports2 37e636 original 1664939975

La manera en que disfrutas las transmisiones de los eventos deportivos cambia al ritmo que evolucionan los dispositivos audiovisuales para entretenimiento.

En la primera mitad del siglo XX, las familias se reunían alrededor de la radio para escuchar la emocionante narración de un combate de boxeo, lo que cambió en 1954 con la aparición del primer radio portátil y la posibilidad de seguir los relatos en cualquier sitio. En cuanto la imagen, un juego de béisbol universitario (1939) fue el primer deporte en televisarse de forma experimental. El béisbol también fue el primero en transmitirse a color en los Estados Unidos (1951), y en el plano internacional, el campeonato mundial de fútbol de 1970, realizado en México, marcó el inicio de la televisión a color para esta competición.

Pero del año 2000 a la fecha, la forma de vivir la emoción de los eventos deportivos fuera de los estadios ha experimentado una transformación radical. Comenzado por las primeras transmisiones televisivas con calidad de Alta Definición a las actuales en Full HD y 4K Ultra HD o las pruebas de transmisión en 8K, todo ello en el marco de grandes competiciones deportivas de alcance mundial.

Ahora, con la disponibilidad de las plataformas de streaming comienzas a disfrutar de un partido de fútbol en la pantalla de tu smartphone mientras viajas en un taxi y continuas viéndolo en la pantalla de tu Smart TV envuelto por los sonidos del juego y la narración por medio de una sistema de home theater que complementa la experiencia de estar en medio de la acción.

El día de hoy, las producciones televisivas de los eventos deportivos utilizan decenas de cámaras para captar los más increíbles ángulos y llevarte a vivir la explosión de júbilo en el rostro de una atleta al ganar la competencia de 100 metros planos o el detalle de una pelota de tenis que apenas toca la línea y cambia el rumbo del partido. El audio no se queda atrás, pues gracias a la innovación en micrófonos y al talento de los ingenieros de sonido, percibes la potencia del golpe con el que un defensa taclea a un
receptor en el futbol americano o la sutileza del putt con el que un golfista emboca la pelota en el hoyo. O puedes vivir el drama de la última vuelta en la que se decide el campeonato de automovilismo, mientras escuchas simultáneamente el rugido del motor del auto, la exclamación del público, el diálogo entre el piloto y su equipo, y la voz del narrador, todo ello en un perfecta mezcla de audio en la que puedes distinguir cada detalle con gran claridad.

Si bien, las pantallas de los televisores inteligentes ofrecen gran resolución y nitidez, además de múltiples opciones de acceso a contenidos, los fabricantes han tenido que reducir el espacio de sus altavoces integrados, sacrificando el desempeño sonoro, con el fin de ofrecer dispositivos cada vez más delgados y ligeros. Es aquí donde las empresas especialistas en audio para casa, como Sonos, te ofrecen una amplia gama de productos para mejorar radicalmente la experiencia de sonido y crear el sistema de teatro en casa a la medida de tus necesidades, preferencias y presupuesto.

A continuación te decimos cómo disfrutar de los sonidos del deporte en un sistema de teatro en casa Sonos.

Definir preferencias, espacio y presupuesto

Antes de invertir en los componentes de un sistema es importante que consideres el espacio en el que instalaras tu sistema de teatro en casa y definas las dimensiones de la pantalla del televisor, pues ese dato te facilitará el resto de las decisiones.

Los expertos sugieren que para televisores de 45 pulgadas, la distancia entre la pantalla y el sofá principal sea de 2.04 metros para resolución Full HD y de 1.80 metros para 4K UHD. En 55 pulgadas la recomendación es 2.44 metros en Full HD y 1.98 metros en 4K UHD. Mientras que para televisores de 65 pulgadas piensa en dejar una distancia de 2.9 metros entre el sofá y la pantalla Full HD y de 2.25 metros si la pantalla es resolución 4K UHD.

Ahora sigue la barra de sonido o soundbar, el componente fundamental de un sistema de teatro en casa. Recuerda que hablamos de las Smart TV y el desempeño limitado de sus altavoces, entonces el añadir una bocina externa, una barra de sonido, que entregue un sonido más completo, mayor nitidez en los diálogos e intensidad en los graves es lo que requieres para vivir una mejor experiencia auditiva.

Sonos tiene a tu disposición tres modelos de barras de sonido. La pequeña y asequible Ray, que con sus cuatro bocinas internas es ideal para el rango de televisores de 49 pulgadas. Ray tiene conexión óptica digital y se conecta al sistema Sonos vía WiFi.

La segunda barra es Beam, integra cinco bocinas internas, es compacta y de líneas estilizadas, perfecta para pantallas de alrededor de 55 pulgadas. Beam ofrece conexión vía HDMI eARC, control por voz, enlace WiFi con el resto del sistema y la capacidad de reproducir contenidos de audio en calidad Dolby Atmos, el formato utilizado en muchas de las películas y series en 4K UHD.

Por último, la espectacular Arc es una soundbar que entrega una completa experiencia cinematográfica gracias a su arreglo de once bocinas y las mismas características de conectividad y compatibilidad con Dolby Atmos que Beam. Arc tiene el tamaño indicado para usarse con televisores 4K UHD con pantalla de 65 pulgadas o superiores.

Ten en cuenta que con Sonos, un sistema de teatro en casa inicia con una de estas barras de sonido y puede crecer sumando un subwoofer, como el Sub o el nuevo Sub Mini (disponible en México a partir del 6 de octubre). Con un subwoofer tu sistema ganará en el desempeño de los sonidos graves, como los motores en el automovilismo o los cantos del público en un estadio. Además, al sumarse a una barra, el audio de ambos equipos ofrecerá una mejor experiencia.

¿Y qué pasa si agregas un par de bocinas posteriores para lograr un sonido surround 5.1? Con dos bocinas más, un par de One SL, One o Five, tendrás una sensación envolvente que te permitirá gozar de todos los detalles y sacar el máximo partido al sistema. Esta mejora se hará muy evidente en las series documentales deportivas como “Drive to Survive” o “The Last Dance”, en las que hay un gran trabajo de diseño de audio y post-producción.

Como ves, con Sonos te olvidas de la mayoría de los cables, controles remoto y costosos receptores, pues el sistema permite añadir componentes a la medida de tus necesidades y presupuesto.

Enfoque en la narración

Si disfrutas o sufres las narraciones de los cronistas deportivos, pero no puedes dejar de escucharlas, entonces te sugerimos activar la función de “Mejora de la Voz”, disponible en la app Sonos, para hacer aún más nítidas las voces. Esto es muy útil durante las narraciones de tenis o golf en las que los relatores susurran para no distraer a los deportistas o bien, cuando la cobertura incluye a un narrador, un comentarista, un especialista y varios reporteros de cancha que hablan prácticamente uno sobre otro.

Competencias en horarios extremos

En la misma app Sonos, encontrarás la función “Sonido Nocturno” que reduce la intensidad de los sonidos fuertes y es indispensable si eres de las personas que hacen hasta lo imposible por gozar de las transmisiones “en vivo”, sin importar que eso implique desvelarse para ver la carreras de autos desde Japón o madrugar para deleitarte con el futbol de la liga inglesa. Con esta función escucharás con gran claridad, pero sin interrumpir el descanso de los demás.

Todo bajo control

Para no distraerte de la emoción del último minuto, con Sonos no debes preocuparte por encontrar el control remoto correcto para subir el volumen. Las barras de sonido y todo el sistema de teatro en casa funciona con el control remoto de tu Smart TV o con la app Sonos. Además, con Arc o Beam, puedes controlar tu sistema sin utilizar las manos, pues son compatibles con los asistentes de voz de Amazon Alexa o el Asistente de Google.

Todo indica que el ritual de reunirnos con familiares y amigos para vivir las hazañas deportivas a distancia no ha cambiado desde hace casi cien años, pero la tecnología para disfrutarlo ha dado un salto enorme y ofrece una gran variedad de opciones para gozar de las imágenes y los sonidos con los que los atletas nos asombran día tras día.