Llega a México “A Tale of Tokyo” la edición especial de Glenmorangie

Glenmorangie se complace en anunciar el lanzamiento de “A Tale of Tokyo”, una edición especial inspirada en la rica cultura y la vibrante historia de Tokio, Japón. Este whisky escocés es una celebración de los lazos duraderos y el intercambio cultural entre Escocia y Japón, dos naciones con una profunda pasión y respeto por la artesanía del whisky.

Para Dr. Bill Lumsden, Director de Creación de Glenmorangie, sumergirse en la creación de “A Tale of Tokyo” era simplemente una cuestión de tiempo. Su fascinación por Japón y los sabores y emociones que experimentó en la capital japonesa lo llevaron a ​ crear una bebida que se destacara por sabores únicos. 

“Tale of Tokyo” representa la dualidad de Tokio, una ciudad donde lo ancestral se mezcla con lo contemporáneo. Esta meticulosa atención al detalle, característica tanto de la artesanía escocesa como japonesa, se refleja en cada gota de este exclusivo single malt. 

En su búsqueda por capturar la complejidad de estos sabores, Lumsden combinó un whisky que había madurado parcialmente en barricas de roble japonés Mizunara, con otro que había envejecido en barricas de jerez y bourbon. De esta forma, creó un single malt que, mientras mantiene su alma escocesa, también lleva el toque de elegancia y sofisticación de Tokio.

Los sabores de A Tale of Tokio reflejan los contrastes de Tokio, mezclando armoniosamente los serenos jardines ​ con el bullicio de las calles urbanas. Este equilibrio también se percibe en sus características aromáticas. Al olerlo, se destaca por un aroma intensamente herbáceo con dulces destellos de caramelo, complementados con matices de incienso. También se siente una nota de resina y un ligero aroma a madera de cedro.

El sabor continúa con esta dinámica de contrastes, ofreciendo un paladar picante que combina naranja y cerezas amargas, junto con fennel y una textura de roble robusta.

El final del whisky es más suave, dejando un retrogusto de almendra, mandarina, pimienta blanca molida y más resina de madera, cerrando con una experiencia gustativa redonda y satisfactoria.

Y para darle un toque más único, la botella fue diseñada por el renombrado artista japonés Yamaguchi Akira, le añadió un toque especial a cada botella y empaque. Akira, conocido por su estilo maximalista, ha fusionado la belleza de los icónicos paisajes de Tokio con el encanto tradicional de la destilería de Highland, donde cada botella se convierte en una verdadera obra de arte que captura la esencia de ambas culturas.

Glenmorangie invita a entusiastas del whisky y amantes de la cultura japonesa a descubrir este viaje sensorial único, que promete ser una experiencia inolvidable para el paladar.

Esta edición podrá encontrarse en tiendas de especialistas y tiendas departamentales.