El arte de la edición ya no es sólo para los profesionales de la producción audiovisual con un equipo técnico especializado.

Es curioso darse cuenta que actualmente  se puede aprender literalmente cualquier cosa desde la palma de tu mano gracias a tu celular. Con la disciplina y organización necesaria, hoy en día puedes aprender a tocar un instrumento o convertirte en un experto en la historia de la Antigua Grecia en cuestión de semanas. 

Muchas páginas de internet también nos han demostrado que cualquiera puede ser un gran editor, así que ve por tu cuaderno y toma nota, que te vamos a compartir algunas lecciones para convertir tu teléfono en un mini estudio de edición portátil.

Descubre el secreto

El primer paso debe ser sin duda alguna, elegir una herramienta de edición que te facilite todo. Sin embargo, con tantas opciones en el mercado te has de preguntar ¿cuál es la mejor? Pues te queremos decir que si no has leído nada sobre Quik aún, te estás perdiendo de una de las mejores aplicaciones de edición ya que te simplifica todo lo que tienes que hacer para que lo entiendas a la primera. 

Quik es una aplicación de GoPro, marca experta en vídeo y en la fabricación de las mejores cámaras de acción del mundo. Una de sus principales características es que la app es accesible para todo público y procesa cualquier vídeo o fotografía tomada ya sea con una GoPro, un teléfono móvil o una cámara DSLR. Con tan solo un par de toques puedes transformar tu grabación en un clip para compartir directamente a cualquier red social, también puedes jugar con el color y la luz, recortar la duración del vídeo, invertirlo, añadir efectos de cámara lenta, stickers y mucho más para llevar tus contenidos al siguiente nivel. 

Donde quiera que vayas

Los smartphones son básicamente equipos de bolsillo y ambos tienen componentes o aparatos auxiliares. La gran diferencia es que los accesorios de los teléfonos son más pequeños, lo que hace más cómodo su traslado . 

Con unos audífonos podrás escuchar el audio del vídeo de mejor forma, además si le añades un teclado y un mouse te resultará más cómodo. Gracias a su portabilidad, será como tener un pequeño estudio de edición que cabe en cualquier mochila y así evitarás cargar con tanto peso, por lo que sólo tendrás que sentarte y editar donde quiera que estés. 

No pierdas el rumbo 

Normalmente, los vídeos son más pesados que otros materiales audiovisuales, como la música o las fotos. Si quieres editar sin pausas y evitar que tu teléfono se sobrecaliente, intenta conseguir un disco duro externo. Los que se usan para PC funcionan, pero necesitarás algunas configuraciones adicionales para instalarlos.

Sin embargo, también hay discos duros especiales para smartphones que se instalan directamente. O puedes probar métodos más modernos como el almacenamiento en la nube, por ejemplo, los usuarios de GoPro tienen acceso a este tipo de servicio de almacenamiento el cual conserva los vídeos en su formato original y no reduce la calidad de la imagen.

La idea es que puedas mover los archivos a un espacio de almacenamiento óptimo para no saturar tu sistema operativo. Además, tienes la posibilidad de organizar tu trabajo por carpetas para que sea más fácil localizar tus vídeos.

¡No puede ser más fácil! 

La tecnología lo hace todo más sencillo. Así que para aquellos que quieran iniciarse en la edición de vídeo o que no quieren cargar con un gran equipo a todas partes estos consejos les serán muy útiles. Recuerda que mientras más practiques, más rápido podrás editar como un profesional en poco tiempo. 

Facebook Comments
0Shares
Previous post Detecta posibles alteraciones de alineación dental según tu tipo de mordida
Next post Crucial la atención oftalmológica en México para las generaciones futuras