¿Cómo saber si eres parte de la población vulnerable?

La población vulnerable son personas que, debido a determinadas condiciones o características de salud, son más propensas a desarrollar una complicación o fallecer por COVID-19.

Sabemos que la COVID-19 no distingue nacionalidades, nivel socioeconómico, ni edad. Sin embargo, en todo el mundo, hemos visto que este virus ataca a ciertas personas con mayor intensidad que a otras. A este sector le hemos llamado: población vulnerable.

¿Cuáles son los factores que influyen en la vulnerabilidad de una persona?

1.      Embarazo o lactancia. Contraer COVID-19 durante la gestación incrementa el riesgo de parto prematuro y sufrimiento fetal. Asimismo, en el periodo de lactancia el cuerpo es más susceptible a contraer enfermedades.

2.      Edad mayor a 60 años. Los adultos mayores tienden a presentar síntomas más graves y tienen mayor riesgo de ingresar a la Unidad de Cuidados Intensivos; y a ser tratados con oxigenoterapia por un periodo prolongado.

3.      Hipertensión. La hipertensión aumenta el riesgo de desarrollar una enfermedad grave, presentar el síndrome de dificultad respiratoria agudo y, por ello, a requerir un tratamiento prolongado en la Unidad de Cuidados Intensivos.

4.      Diabetes Mellitus. Además de incrementar la probabilidad de contraer el síndrome de dificultad respiratoria agudo, un alto nivel de azúcar en la sangre propicia complicaciones en la salud cuando tenemos una infección.

5.      Enfermedades que comprometan al sistema inmunológico. Tener un sistema inmunológico comprometido disminuye nuestra capacidad para defendernos ante cualquier enfermedad, como COVID-19. Algunos ejemplos de este tipo de padecimientos son cáncer, VIH, enfermedades renales o hepáticas y trasplantes recientes de órganos.

6.      Obesidad y sobrepeso. Son enfermedades que, además de aumentar el riesgo de contraer otros padecimientos, como diabetes y enfermedades cardiovasculares, nos vuelven vulnerables ante infecciones y es un factor de riesgo para la hospitalización.

¿Cuál es la diferencia entre sobrepeso y obesidad?

Para saber si tienes un peso normal, sobrepeso u obesidad, necesitas conocer tu Índice de Masa Corporal (IMC), es decir, el porcentaje de grasa que tiene tu cuerpo. Una persona sana tiene un IMC menor a 25, una con sobrepeso, de 26-30; y se considera obesidad cuando una persona tiene un IMC mayor a 30. Si este es mayor a 40, decimos que la persona tiene obesidad mórbida. Esta condición es sumamente peligrosa para la salud y, por ello, debe ser atendida por un médico.

¿Cómo calculo mi Índice de Masa Corporal?

Para calcular tu Índice de Masa Corporal, necesitas conocer tu peso y tu altura. Ya que los tengas, divide tu peso entre tu altura al cuadrado. Por ejemplo, si pesas 67 kilogramos y mides 1.70 m, tu IMC es de 23.1. ¡Lo cual significa que estás en el rango de una persona sana!

Si tienes dudas sobre si perteneces a la población vulnerable y los cuidados que debes tomar, te recomendamos consultar a tu médico.

0Shares

Facebook Comments