Estudio realizado por ASICS confirma que existe un vínculo positivo entre el deporte y la salud mental de las mujeres

Este estudio demuestra el impacto positivo, tanto de individuos como de soporte para experiencias más suaves en tus carreras. organizaciones, que tienen en el movimiento de las mujeres. ASICS reconoce a todos los que están haciendo la diferencia.

Este ha sido uno de los estudios más grandes en analizar la brecha de género en el deporte el cuál revela que:

  • Entre más se mueven las mujeres, mejor se sienten. Las mujeres que hacen ejercicio regularmente se sienten un 52% más felices, 50% con más energía, 48% con más confianza, 67% menos estresadas y 80% menos frustradas.
  • Pero, más de la mitad no hace tanto ejercicio cómo quisieran y se pierden de los beneficios, mentales y físicos, que da el deporte.
  • Todas las mujeres se enfrentan a un sinnúmero de barreras y desafíos para hacer deporte a lo largo de su vida.
  • La percepción masculina de estos desafíos es muy diferente de la realidad.
  • Alrededor del mundo se están rompiendo barreras, activamente, para las mujeres en el deporte. ASICS le da visibilidad a su historia y fomenta la ayuda para que ellas muevan su mente.

En este Día Internacional de la Mujer, ASICS presenta los resultados de su estudio global sobre la brecha de género en el deporte, reafirmando la relación positiva entre los niveles de ejercicio de las mujeres y su bienestar mental. Según el estudio, las mujeres reportan estar un 52% más felices, tener un 50% más de energía, un 48% más de confianza, un 67% menos de estrés y un 80% menos de frustración cuando hacen ejercicio regularmente.

Sin embargo, el estudio, realizado a 24,959 participantes, comisionado por ASICS, y dirigido por la académica independiente Dra. Dree Dlugonski y el Profesor Brendon Stubbs, encontró de manera alarmante que más de la mitad de las mujeres alrededor del mundo están dejando de hacer ejercicio, lo cual está afectando negativamente su salud mental. En respuesta a esto, ASICS ha reconocido y promociona el impacto positivo que tanto individuos como organizaciones han tenido al romper barreras para las mujeres en el deporte, empoderándolas e inspirándolas a moverse más.

Preocupantemente, este estudio global revela que más de la mitad de las mujeres están insatisfechas con sus niveles de energía y ejercicio. Todas han experimentado obstáculos para hacer ejercicio en su vida, como la falta de tiempo (74%), la falta de confianza (35%), ambientes hostiles para desempeñarse (44%), o no sentirse como deportistas (42%).

Casi dos tercios (61%) de las madres entrevistadas mencionaron que han dejado de hacer ejercicio debido al impacto de sus responsabilidades parentales. Las participantes del grupo de entrevista describen frecuentemente que las expectativas de género, que incluyen que las mujeres deben encargarse mayormente del cuidado de la familia y de las responsabilidades del hogar, han jugado un papel importante en su inactividad.

Interesantemente, la percepción de los hombres sobre los obstáculos que enfrentan las mujeres es muy diferente de la realidad. Solo el 34% de los hombres reconocen la falta de tiempo como un obstáculo para el desempeño de las mujeres, a pesar de que tres cuartos (74%) de las mujeres lo citan. Los hombres creen que la inseguridad corporal es el principal problema, con un 58% de ellos considerándolo como su mayor obstáculo, en comparación con el 36% de las mujeres. De hecho, de las cinco razones más comunes, solo una es considerada como tal por los hombres.

A pesar de esto, el estudio encontró que más de un tercio de las mujeres dice que sus amigas son sus principales “influencers” en cuestión de ejercicio. Nada las motiva más para hacer ejercicio que otras mujeres como ellas, no las celebridades. Sus padres y sus parejas también influyen en su decisión, mostrando que ambos géneros pueden influir en su participación en deportes. Cuando se les preguntó por qué hacen ejercicio, el 92% lo mencionó por su salud mental y el 96% por su salud física.

La líder del proyecto, la Dra. Dee Dlugonski, Profesora Asistente en el Instituto de Investigación del Deporte en la Universidad de Kentucky, dijo: “Nuestro estudio muestra que la brecha de género es un obstáculo complejo que no se ha desarrollado de la noche a la mañana. Dado que no tiene una sola causa, no se resolverá con una sola solución, pero si se pregunta qué podría ayudar, las mujeres notaron que hacer el deporte más accesible, inclusivo y reconocer todas las formas, mientras se desafían los estereotipos de la sociedad, las ayudaría a moverse más. Esto incluye hacer el ejercicio más accesible para los tiempos y necesidades de las mujeres, desde proporcionar facilidades para el cuidado de los niños, hasta adaptarse a los horarios laborales, ser menos costoso, seguro y lugares que las hagan sentir bienvenidas.

Esto incluye a personas como Karen Guttridge, quien, como mujer mayor, sentía que no había oportunidades de hacer ejercicio a nivel local, así que decidió crear su propio grupo de atletismo para mujeres mayores de cincuenta años. Karen esperaba que cinco mujeres se unieran a la primera sesión, pero se sintió abrumada cuando acudieron más de setenta. El grupo, que ofrece programas de carrera para todos los niveles de ejercicio y un espacio acogedor, seguro y sin prejuicios para que las mujeres se relacionen, ha tenido un éxito abrumador y ha ayudado a muchas mujeres a moverse y a sentirse seguras al hacerlo.

ASICS quiere reconocer y celebrar el increíble impacto de personas como Karen en comunidades de todo el mundo. Hoy, ASICS destaca a las personas y organizaciones más destacadas que están eliminando activamente las barreras que impiden a las mujeres hacer ejercicio y practicar deporte.