Aprende Institute nos brindan algunos consejos profesionales para dejar los pretextos y comenzar a adaptar las rutinas incluso si te encuentras con días lluviosos.

Con la temporada de lluvias oficialmente inaugurada, las personas han tenido que readaptar sus actividades al aire libre para evitar enfrentarse a las complicaciones de este periodo como suelen ser tráfico intenso, problemas en el transporte y enfermedades por lluvia. Entre estas actividades también encontramos la reducción en la práctica de deportes o entrenamientos en exteriores.

Lo sabemos, entrenar bajo la lluvia no suele ser tan glamuroso y valiente como es retratado en las películas ya que, en realidad es un proceso complicado y hasta un tanto arriesgado debido a la nula visibilidad y la afectación que este clima trae a la resistencia física o nivel de deshidratación.  Y es que, más allá de la afectación física, las temporadas nubladas y con lluvia suele incidir directamente en el estado de ánimo y motivación para iniciar una actividad deportiva. Desde falta de energía hasta miedo a sufrir algún accidente debido al clima, existen numerosos obstáculos por los cuales los deportistas (y los no tan deportistas) evitan entrenar bajo las inclemencias del tiempo. Debido a esto y para evitar que tengas dificultades a la hora de entrenar, expertos del Diplomado en Entrenador Personal de Aprende Institute nos brindan algunos consejos profesionales para dejar los pretextos y comenzar a adaptar las rutinas incluso si te encuentras con días lluviosos y mantener la motivación a tope para lograr mejores resultados.

  1. Calienta antes de comenzar: Regla de oro del deporte, el calentamiento no está exento en las rutinas de ejercicio bajo la lluvia. Lo más recomendable es que busques un sitio aislado y seco para realizar tus rutinas de movilidad y estiramiento. Recuerda debes mantenerte en perfectas condiciones sin importar las inclemencias del clima.
  2. Asegúrate de portar la ropa adecuada: Asegúrate de usar las prendas y accesorios adecuados para cuidar tu cuerpo en todo momento. Te recomendamos que uses calcetines de calidad, una chamarra o rompevientos de tela sintética y unos lentes deportivos que te ayuden a cuidar tu vista.
  3. Lleva una segunda vestimenta de emergencia: Algunos deportistas suelen llevar una segunda muda de ropa cuando se trata de hacer ejercicio bajo la lluvia, de modo que recuerda cargarla en una mochila que la proteja en caso de una gran lluvia..
  4. Estudia tu camino: Uno de los aspectos más importantes a la hora de realizar ejercicio bajo la lluvia, es elegir correctamente tu camino. Opta por aceras o asfaltos en vez de superficies hechas de barro, césped o tierra, así evitarás el peligro de caer en charcos, hojas u otro obstáculo.
  5. No olvides hidratarte: Aunque la lógica pueda decirte que no es necesario hidratarse durante un entrenamiento bajo la lluvia, lo cierto es que debes hacer todo lo contrario. Durante estas temporadas la humedad suele alcanzar altos niveles, por lo que deberás mantenerte bien hidratado en todo momento.
  6. Usa elementos reflejantes para mayor seguridad: Dependiendo de la visibilidad del campo o lugar donde realices tu práctica, debes asegurarte de portar una indumentaria reflejante o fluorescente que te haga notar en cualquier escenario, así evitarás accidentes automovilísticos.
  7. Protégete si la situación empeora: Recuerda que ante cualquier adversidad, lo más importante es tu integridad física. Si notas que el chubasco se convierte en una tormenta eléctrica, refúgiate hasta que se calme un poco la situación. En caso de que no cambie la situación y sientas que has perdido el ritmo, es mejor que te retires y lo intentes el día siguiente.

La lluvia no es eterna, pero las ganas de hacer ejercicio siempre estarán en una persona decidida y con un objetivo. Motívate todos los días y cuida tu alimentación en todo momento.

Facebook Comments
0Shares
Previous post TCS renueva su patrocinio del Maratón de Nueva York hasta 2029
Next post Dell Technologies, un gran aliado para el Regreso a Clases 2021