6 cosas que Fitbit recomienda a los papás (y cualquier hombre) hacer para apoyar su salud mental

man running fitbit

Fitbit comparte seis formas en que los hombres pueden apoyar su salud mental para que puedan estar en su mejor momento en todas las áreas de sus vidas.

Aunque la terapia puede no ser para todos, a veces todos podemos beneficiarnos de un poco de ayuda. Y eso puede ser aún más importante para los hombres, que son menos propensos a buscar apoyo profesional de salud mental.

“Los hombres enfrentan desafíos únicos de salud mental en gran parte debido a las expectativas culturales”, comenta Parke Sterling, consejero profesional con licencia en Virginia. “Es muy simplificado decirlo de esta manera, pero para muchos hombres el ‘libro de jugadas’ para la felicidad es conseguir un trabajo que pague decentemente bien, trabajar duro para ascender y pasar su tiempo libre tomando una cerveza con amigos hablando de asuntos superficiales como deportes.” El problema es que esto puede ser bastante insatisfactorio, agrega, porque los hombres descubren que carecen de un verdadero propósito y conexión, dos elementos vitales para cualquier ser humano.

Además, los papás pueden sentirse débiles o culpables al pedir ayuda o tiempo para ellos mismos. Pero para que los padres se mantengan saludables, “deben ser vistos como algo más que mantener las luces encendidas y la comida en la mesa”, señala Daniel B. Singley, PhD, psicólogo clínico y director de The Center for Men’s Excellence. “Numerosas investigaciones demuestran que una de las mejores cosas que puedes brindarle a tu familia es la versión más saludable de ti mismo”.

Es por todo esto que Fitbit comparte estas seis formas en que los papás (y cualquier hombre) pueden apoyar su salud mental para que puedan estar en su mejor momento en todas las áreas de sus vidas.

Acepta y normaliza que tienes necesidades de salud mental. Primero, ten en cuenta que tienes estas necesidades, indica Singley, y que “necesitar” algo fuera de lo que es actualmente no es una debilidad. “Todos necesitamos cosas que no tenemos”, menciona Singley. “No significa que seas débil. Significa que eres reflexivo y quieres una vida que se trate de prosperar, no de sobrevivir “.

Diversifica tu vida social. “Una de las dinámicas más comunes que veo que causa el mayor impacto en la salud mental y el bienestar de un padre es que tienden a no mantenerse al día con los amigos y el apoyo social”, comenta Singley. En cambio, un hombre intenta que su pareja satisfaga todas sus necesidades de intimidad y apoyo social. Esta es una receta para el fracaso. “Ninguna persona puede satisfacer todas nuestras necesidades de apoyo e intimidad”, explica Singley. “Si solo estás dispuesto a ser vulnerable con tu pareja, eso crea una tremenda tensión en tu relación”. Eventualmente podrías comenzar a resentir a tu pareja. Por el bien de ellos y el tuyo, reserva esos horarios de salida, horas felices, fines de semana de chicos y otros eventos con una variedad de amigos. Descubrirán que pueden apoyarse mutuamente de diferentes maneras.

Tomar oportunidades. Cuando te reúnas con amigos, atrévete a hablar sobre temas de nivel más profundo, comenta Sterling. Esto no tiene por qué ser siempre, pero tener conversaciones reales te permitirá conectarte en un nuevo nivel. Incluso pueden encontrar que luchan con los mismos desafíos y pueden brindarse apoyo y consejos mutuamente. O simplemente escucharse.

Continúa con tus pasatiempos. “Los hombres que se convierten en padres, debido a todo el pensamiento de proteger-proporcionar-cazador, se enfocan cada vez menos en las cosas personales ‘Me gustaría mucho’ porque se enfocan en ‘Tengo que hacerlo, o todo se derrumba’. ”señala Singley. Pero es esencial participar en actividades significativas que no impacten directamente a la logística familiar. Encuentra cosas que no solo disfrutes, sino que realmente te den un sentido de significado, ya sea jugar en una liga de baloncesto local, ir de excursión solo, escribir cuentos o cualquier otra cosa.

Ser activo. A menudo, después de tener hijos, los padres pueden caer en la trampa de pensar que el ejercicio debe verse de cierta manera, debe ser un período de tiempo y un nivel de intensidad específicos. Y si no pueden conseguirlo, no deberían hacer nada. No caigas en esta trampa. Cualquier actividad mejorará tu estado de ánimo, te dará una sensación de logro y apoyará tu salud mental. Puedes apoyarte con la función de Nivel de Recuperación de Fitbit Premium quien después de analizar tu actividad, la variabilidad de la frecuencia cardíaca (VFC durante toda la noche de sueño) y los patrones de sueño recientes, te recomendará diariamente rutinas de ejercicio o bienestar que puedes realizar para ir mejorando tu salud y así recuperar esa actividad que tu cuerpo necesita.

Busca a otros papás. Busca en línea para encontrar grupos locales o virtuales que se reúnan o tengan páginas de Facebook. Estos no solo expanden tu red social, sino que también te ayudan a ver que no eres “el único” que está atravesando los desafíos que enfrentas y pueden ser una gran cantidad de consejos para todo, desde cómo hablar con tu jefe sobre más días de trabajo desde casa, hablar con tu preadolescente sobre sexo y mucho más.

Ayúdate a cumplir estas rutinas con tu dispositivo Fitbit que te acompañará en el camino del cuidado personal. Puedes encontrar el ideal para ti en la página www.fitbit.com, o en las páginas oficiales de Amazon, Palacio de Hierro, Martí, Innovasport y Liverpool.