Especialistas afirman que afirman que la fecha de vencimiento de los propósitos y metas de cada diciembre es alrededor del 15 de febrero del año siguiente.

Comenzar un año siempre nos da la esperanza de nuevos comienzos. Una manera en la que solemos representarlo es a través de nuestras 12 uvas el 31 de diciembre: dejar de fumar, hacer ejercicio, viajar, leer más, conseguir o cambiar de trabajo, son algunos de los deseos más comunes. Sin embargo, no siempre conseguimos todos. De hecho, menos del 10% de las personas cumplen con estos propósitos, según un estudio de la Universidad de Scranton, Pensilvania, en colaboración con el Instituto de Investigaciones Statistic Brain.

De acuerdo con un equipo de especialistas en conductas, encabezado por la psicóloga Angela Duckworth, y la profesora Katherine L. Milkman (ambas de la Universidad de Pennsylvania) y David Laibson, economista de la Universidad de Harvard afirman que la fecha de vencimiento de los propósitos y metas de cada diciembre es alrededor del 15 de febrero del año siguiente, por lo que si quieres ser parte de la estadística que sí consigue lo que se propone, necesitas un poco de ayuda extra para no fallar en el intento. Por ejemplo, para ese objetivo de hacer ejercicio, te ayudamos con 5 consejos que te harán más sencillo el camino para alcanzar tu meta.

  1. Ejercicio, eres mi mejor amigo

Aunque parezca lugar común, uno de los principales consejos para motivarte a hacer ejercicio es mentalizarte para ello. Esto no significa que el sólo pensar “hoy haré ejercicio” te dará la energía necesaria para lograrlo, sino que debes integrarlo a tu vida con acciones reales. Por ejemplo, busca un espacio entre tu agenda exclusivamente para tu actividad física, prepárate con todo el equipo que necesitas, ubica el lugar que mejor te convenga para hacerlo, etc. El hacer esta planeación te ayudará a interiorizar la idea de que estarás realizando una nueva actividad y así podrás lograrlo.

  1. Ten siempre a la mano tu botiquín

Hacer ejercicio es bueno y trae consigo múltiples beneficios, pero recuerda: siempre que realices tus rutinas ten a la mano tu kit para el curado de heridas. Pues puedes estar expuesto a cortaduras, raspaduras o quemaduras. Es básico que incluyas un par de curas, tiras adhesivas y apósitos. Procura que tengan una óptima fijación y resistencia al agua. Una excelente opción son los de Leukoplast, marca de Essity con más de 120 años de experiencia en curación y tratamiento de heridas. De esta manera, ninguna herida será motivo ni pretexto para abandonar tu objetivo.  

3.   Uno no es ninguno

Otra motivación para hacer ejercicio es simple: no lo hagas solo. Escríbele a tus amigos o familiares y organicen una cita cuyo único objetivo será hacer ejercicio. Además de que puede ser más divertido, un estudio hecho por la Universidad de Nueva Inglaterra determinó que el 26% de las personas que hacen ejercicio en compañía se sienten menos estresados durante las rutinas. 

4.  Porque me lo merezco

Para Carol Maher, profesora e investigadora médica de la Universidad de Australia, el recompensarte por alcanzar tus metas en cuanto a ejercicio es un condicionamiento positivo que te ayudará a seguir adelante con este hábito. ¿Amaste esos tenis que viste en el aparador de tu tienda favorita? Bueno, ahora ya tienes una razón y una motivación para adquirirlos. 

 5.  Lo bueno toma su tiempo

Recuerda: ante todo, comienza con objetivos realistas y enfócate en conocer tu físico y tu rendimiento. De esta manera no te esforzarás de más ni vivirás experiencias incómodas en tus rutinas. Tampoco te sentirás decepcionado, y por lo tanto nunca tendrás ganas de dejarlo todo en cuanto no veas resultados que no empatan con tus metas. 

Así que ya sabes, ahora sí no tienes pretexto alguno para cumplir tu deseo de hacer más ejercicio durante este año. Y recuerda, si te lo has propuesto es porque sabes que lo necesitas.

Please follow and like us: