4 alimentos que pueden mejorar tu sueño

quaker dormir

¿Puede el descanso y una buena alimentación ayudarme a alcanzar un mejor futuro yo?

Disfrutar de un buen descanso es primordial para nuestra salud física, mental y emocional, sobre todo si queremos comenzar a cambiar nuestra vida por dentro y alcanzar un mejor Futuro Yo. De acuerdo con especialistas de la Clínica del Trastornos del Sueño de la UNAM, se estima que, en nuestro país, alrededor del 45% de la población adulta presenta un déficit importante en la calidad del sueño.

Lo anterior puede tener consecuencias visibles en nuestro desempeño diario como falta de concentración, aumento en los niveles de estrés y ansiedad, disminución de reflejos, entre otros; no obstante, no dormir bien a largo plazo, también puede aumentar el riesgo de tener padecimientos que representan un riesgo a la salud como: hipertensión arterial, diabetes, enfermedades del corazón, depresión, sólo por mencionar algunos.

Por otra parte, se ha demostrado que tener una alimentación equilibrada puede ayudar a aumentar nuestra calidad de sueño. Y, para dar ese primer paso y cambiar tu vida desde adentro, en el marco del Día Mundial del Sueño, queremos compartirte algunas recomendaciones de alimentos que te pueden ayudar a obtener un buen descanso:

  1. Prepárate un delicioso té / tisana: El té de manzanilla tiene una larga historia como remedio para problemas de dormir pues al consumirlo regularmente, nuestro cuerpo aumenta el nivel de glicina, un relajante nervioso producido por nuestro organismo. Otras ricas opciones para reducir tensiones serían Tila, Toronjil o Menta.
  2. Consume la cantidad adecuada de fibra: Consume la cantidad adecuada de fibra: En el grupo de los cereales hay varios alimentos que contienen fibra, tal es el caso de la avena que contiene betaglucano y que en la Avena Quaker podrás identificar como Beta Q, la cual es una fibra soluble que desempeña un papel clave en la obtención de beneficios como: reducción de colesterol, mantenimiento del sistema digestivo y generación de la sensación de saciedad, esta última con la bondad de poder ayudarnos a dormir de manera más profunda y reparadora.
  1. Proteína para producir melatonina: La clave es el triptófano, se trata de un aminoácido que es el precursor de serotonina y melatonina, los químicos inductores de sueño en el cerebro. El triptófano está presente en pequeñas cantidades en casi todos los alimentos proteicos como la carne, los lácteos y el huevo, pero también en alimentos de origen vegetal como, el plátano, la avena, las legumbres, entre otros.
  2. ¿Frutos secos? ¡claro que sí!: Muchas personas restringen su consumo por tener un aporte calórico considerable; sin embargo, aportan saciedad lo que hace que el consumo de otros alimentos menos saludables sea desplazado y así lleguemos con menos hambre a la siguiente comida. También, hay evidencia que indica que los frutos secos por su contenido de triptófano pueden ayudar a la producción de la hormona reguladora del sueño, la melatonina.

¿Y qué pasa si ya estoy acostado y no puedo dormir? Si después de 30 minutos no consigues conciliar el sueño, practica alguna actividad relajante, leer una novela sencilla o escuchar música suave. No permanezcas en la cama dando vueltas en tu cabeza a temas que pueden generarte algún tipo de estrés, relaja tu mente y regálate ese espacio de descanso.

Sin duda, la alimentación y el sueño están relacionados, mejorar este aspecto puede ayudarnos a crear un ciclo positivo en el que se verán beneficiados nuestros hábitos alimenticios buscando de esta manera tener una mejor higiene del sueño.

Por ello, te compartimos la siguiente receta que te ayudará a acompañar tus alimentos de la cena.

Crujientes de avena Quaker y hierbas (rinde hasta 4 porciones)

INGREDIENTES

  • 3⁄4 taza de hojuelas de avena natural Quaker hechas polvo
  • 1⁄3 taza de leche descremada
  • 1⁄2 cucharadita de romero picado
  • 1⁄2 cucharadita de tomillo seco
  • 1⁄4 cucharadita de orégano
  • 1⁄4 cucharadita de sal de mar

Para acompañar:

  • 1⁄2 taza de jocoque seco
  • 1 cucharadita de aceite de oliva
  • 1 cucharada de jitomate en cubos

PREPARACIÓN

  1. Precalentar el horno a 150 °C.
  2. En un tazón mezclar el polvo de hojuelas de avena QUAKER ® con la leche descremada hasta obtener una mezcla homogénea.
  3. Vaciar la mezcla sobre un tapete de silicón o sobre papel encerado y con una espátula esparcirla.
  4. Sobre la mezcla espolvorear con las hierbas y la sal de mar.
  5. Hornear por 30 minutos hasta que la mezcla quede seca.
  6. Enfriar y trocear.
  7. Puedes comerlas como tostadas acompañadas con el jocoque mezclado con el aceite de oliva y el jitomate.

Recuerda que también es muy importante que consultes a tu médico si sueles tener trastornos de sueño de manera frecuente. Para más información, te invitamos a conocer el sitio de la marca https://quaker.lat/mx/