El Trail running es una actividad que consiste en correr a través de senderos, montañas, bosques, desiertos e incluso la playa. Esta práctica brinda diversos beneficios como la pérdida de peso, la tonificación muscular y el fortalecimiento de las articulaciones.

Las veredas a través de las montañas y los paisajes naturales son el escenario perfecto que dio luz verde al llamado trail running, una actividad deportiva que tras el confinamiento ganó más adeptos, toda vez que se realiza al aire libre y esto beneficia la sana distancia. Consiste en correr a través de terrenos con diversas condiciones, tipo de suelo y relieves, regularmente en ecosistemas montañosos, de nieve, bosques, desiertos o la playa. Es una actividad que requiere preparación física y herramientas específicas para estar siempre seguros.

Si bien el trail running es un deporte avanzado de alta exigencia, puedes practicarlo sin ser experto y sin comprometer a tu cuerpo, para ello debes iniciarte con rutas manejables y amigables para no exigir demasiado esfuerzo a tus articulaciones; los senderos más técnicos y desafiantes son perfectos para los corredores con mayor experiencia y que buscan experiencias nuevas constantemente. Para darte una idea de lo que necesitarás en tu trayecto como trail runner, DEPORPRIVE comparte estos 5 consejos:

  1. Lleva el calzado adecuado. Las superficies por las que pasarás al practicar trail running son irregulares, pues algunas serán empinadas, llanas, con rocas resbalosas e incluso entre agua. Para estar a salvo debes contar con calzado adecuado, no sólo ligero para correr, sino con suela antiderrapante que te evite caídas. No olvides usar calcetines adecuados que te protejan del clima, eviten roces con el calzado y mantengan tus tobillos con presión suficiente para no lastimarte. 
  2. Utiliza artículos cómodos y de protección. Al elegir la ropa que usarás en tus recorridos prioriza la comodidad y protección contra los diferentes climas por encima de la moda pasajera. Elegir entre mallas, shorts, playeras de manga larga o de tirantes dependerá de los terrenos que recorrerás, el tipo de clima que habrá en la zona y lo que te haga sentir ligero. No debes olvidar la protección por pandemia, un tubular mantendrá cubierta tu boca y nariz y en la mochila siempre debes porta gel, sanitizante, toallitas y tubular o cubrebocas extra. Opciones específicamente diseñadas para corredores ofrecen prendas que se adaptan a las condiciones climáticas y al cuerpo, lo que las hace dinámicas para este tipo de disciplina, incluyendo chalecos de hidratación que te serán de mucha utilidad entre grandes distancias y para aligerar tu equipaje. Considera llevar gorras tipo víscera, chamarras de tela ligera y una toalla en caso de necesitarla. 
  3. Prepara tu calendario. Existen diferentes carreras con rutas llenas de paisajes impresionantes que te motivarán a lograr tu objetivo. Puedes elegir una con ánimos de entrenamiento y acondicionamiento, o bien, inscribirte a alguna más grande para que la competencia te inspire a superar tus metas. Si tomas la segunda opción recuerda que requieres de entrenamiento previo, sobretodo si es la primera vez que participarás en algo así de manera formal. Las carreras se organizan durante todo el año y puedes consultar el calendario en sitios especializados de esta disciplina. Existen rutas para diferentes públicos e intereses: por pueblos mágicos, bosques, para correr con las mascotas y más. Considera que algunas incluso te permitirán, degustar platillos locales tradicionales de los lugares visitados, otros te llevan por recorridos turísticos, o también hay rutas especiales para mujeres, para acampar en las montañas, trail en equipo con carreras por relevos, o los extremadamente desafiantes como la ruta por la Barranca de Huentitán, entre otras. Seguro hay una opción a tu medida. 
  4. Equípate con lo más avanzado. Aprovecha la tecnología aplicada al deporte y utiliza no sólo calzado o ropa especial, sino gadgets electrónicos que te ayuden a alcanzar un mayor rendimiento. Por ejemplo, un smart watch te permitirá monitorear tus signos vitales como ritmo cardiaco, temperatura corporal; las condiciones del clima, controlar tu música de manera sencilla y contarás con GPS para medir los resultados de tu entrenamiento. 
  5. Prioriza la hidratación.  Acompaña tu viaje con un recipiente de agua natural para saciar la sed tras la activación.  La forma más común para transportarla es a través de bidones blandos que se pueden colocar en los cinturones de running, o bien, puedes utilizar una mochila de hidratación. Averigua lo que hay en el mercado referente a los suplementos para bebidas, hoy en día existen varias opciones especializadas, que te aportarán iones y vitamínicos extra para la rehidratación y rendimiento. 

¿Estás listo para iniciar tu aventura en el Trail Running? Considera todo lo necesario y recuerda que lo primordial es tu comodidad y seguridad. Consulta a tu médico antes de iniciar cualquier actividad física de alta exigencia y asegúrate de que tu estado de salud está en óptimas condiciones. ¡Éxito en tu carrera!

Facebook Comments
0Shares
Previous post Thermoball Eco es todo lo que necesitarás para tu próxima aventura
Next post Nike presenta: Colección Lucha Libre, de México para el mundo