Fueron publicados los resultados preliminares de la Fase I Clínica del proyecto vacunal Patria

vacuna patria

Los resultados preliminares de la Fase Clínica I del proyecto vacunal Patria señalan que es un biológico seguro y con potencial de inmunogenicidad en seres humanos.

El Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt) y el Laboratorio Avi-Mex, S. A. de C. V. (Avimex) anuncian que fueron publicados los resultados preliminares del estudio Fase I del proyecto vacunal Patria contra el virus SARS-CoV-2, donde participaron 90 voluntarios que no habían sido vacunados previamente.

Los resultados difundidos corresponden a las pruebas tomadas en todas y todos los voluntarios al día 42 desde la primera inoculación y demuestran que el proyecto vacunal Patria es seguro y tiene potencial inmunogénico. Además, permitieron determinar la dosis más viable para avanzar a la Fase II, tanto de refuerzo como de primovacunación, incluida la viabilidad de ser utilizada como refuerzo por las vías intramuscular e intranasal.

Es importante mencionar que los resultados preliminares, los cuales se encuentran disponibles en el repositorio MedRxiv1 mientras son revisados por pares, también sirvieron como base para la aprobación del protocolo de la Fase Clínica II de refuerzo que actualmente se encuentra abierta y en proceso de reclutamiento online de voluntarios, a través del sitio https://patria.conacyt.mx

Cabe señalar que el panorama de la pandemia por COVID-19 ha evolucionado a lo largo de dos años, en donde se han registrado mutaciones del virus SARS-CoV-2, con la emergencia de nuevas variantes; fenómeno que ha avanzado de manera paralela con las campañas de vacunación masiva entre la población. Lo anterior, obliga a adaptar las estrategias de contención de la pandemia. Para 2022, es prioritario para los países contar con un plan de respaldo que garantice la aplicación de dosis de refuerzos a mediano y largo plazo.

Para México es de alta prioridad contar con una vacuna propia contra la COVID-19. En este sentido, al tratarse de un proyecto de gran magnitud, la directora general del Conacyt, Dra. María Elena Álvarez Buylla Roces, señaló que “las colaboraciones internacionales son indispensables y signo de todos los desarrollos científicos y tecnológicos en el mundo” y destacó que el proyecto vacunal Patria es el resultado de las nuevas políticas de innovación tecnológica del Gobierno de México, que establece y coordina el Conacyt, basadas en el modelo mexicano de innovación (Pentahélice), para impulsar desarrollos a favor de la soberanía del país y del interés general, a través del fortalecimiento de industrias nacionales de base científica y tecnológica, como es la recuperación de la producción nacional de vacunas.

Para el desarrollo del proyecto vacunal Patria, el Gobierno de México estableció una alianza con Avimex, empresa mexicana con más de 70 años de experiencia en la producción de vacunas y biológicos. El proyecto ha sido respaldado por el Conacyt que, además de contribuir en su financiamiento, ha aportado asesoramiento y coordinado Comités en ciencia, tecnología e innovación, además de articular las colaboraciones de instituciones y especialistas, con el fin de garantizar el progreso de este proyecto estratégico y prioritario para México.

Los avances obtenidos en la Fase Clínica I del desarrollo vacunal Patria han sido posibles gracias a la suma de esfuerzos y experiencia de 33 científicos e investigadores de Avimex, el Conacyt y de diversas instituciones nacionales e internacionales. “Estamos agradecidos por el trabajo en conjunto de cada uno de los involucrados para lograr estos resultados que hoy se publican y que fortalecen el sustento científico de la vacuna”, indicó el Dr. Bernardo Lozano Dubernard, director general de Avimex.

En virtud de la alta responsabilidad que representa desarrollar una vacuna contra la COVID-19, el Laboratorio Avimex seguirá compartiendo los resultados de los avances del desarrollo clínico, los cuales serán publicados en reconocidas revistas científicas de evaluación por pares, cumpliendo en cada fase con la normativa sanitaria para biológicos destinados a la salud humana, nacional e internacional, bajo los más estrictos estándares éticos y científicos.