¿Por qué es importante calentar antes de correr?

La finalidad del calentamiento es conseguir que nuestro cuerpo alcance un nivel óptimo de forma paulatina, preparándonos para rendir al máximo, y prevenir posibles lesiones.

El calentamiento deportivo es una serie de ejercicios en las que están involucrados todos los músculos y articulaciones, los cuales deben ser realizados de forma ordenada y gradual para preparar el cuerpo para la exigencia del entrenamiento y obtener un mejor rendimiento físico, al mismo tiempo que minimizamos las posibilidades de una lesión por contractura muscular o fractura.

El objetivo del calentamiento deportivo consiste en llevar a cabo un conjunto de ejercicios que aumentan la temperatura corporal, especialmente en los músculos que serán utilizados y afectados durante la exigencia deportiva. El calentamiento óptimo debe subir de intensidad con el tiempo de calentamiento, iniciando con ejercicios de baja intensidad, para continuar con movimientos de mayor intensidad para preparar el cuerpo para la exigencia.

Los 5 beneficios del calentamiento son:

  1. Relaja los músculos para que no te sientas tenso
  2. Eleva de manera correcta tu ritmo cardiaco
  3. Acelera los impulsos nerviosos, con lo que mejora los reflejos
  4. Envía sangre oxigenada a los músculos
  5. Aumenta la flexibilidad y la movilidad de las articulaciones, con lo que se reduce el riesgo de sufrir una lesión.

¿Para qué se hace el calentamiento deportivo?

El calentamiento ayuda a minimizar la posibilidad de conseguir una lesión del aparato locomotor, como esguinces, rotura de fibras, contracturas, entre otras. Aumenta la temperatura muscular y corporal, y mejora la elasticidad de los músculos.

Entre las funciones del calentamiento también se encuentra el aumento gradual de la frecuencia cardiaca, respiratoria y la circulación sanguínea; evitando lesiones en el aparato cardiorrespiratorio.

Tipos de calentamiento deportivo

  • Calentamiento general: prepara los músculos en intensidad baja para una actividad física.
  • Calentamiento específico: dirigido a la práctica de algún deporte en especial.
  • Calentamiento preventivo: se realiza en el proceso de recuperación de lesiones y suele acompañarse de masajes y baños de calor.
  • Calentamiento dinámico: se realizan ejercicios que combinan flexibilidad, fuerza, equilibrio y coordinación.

Fases del calentamiento:

  1. Calentamiento cardiovascular: se trata de calentar de forma que los músculos lleguen a una temperatura mínima para poder realizar el calentamiento de movilidad articular.
  2. Movilidad articular: se trata de calentar más rápidamente los distintos segmentos corporales. Son movimientos de las articulaciones siguiendo un orden lógico, bien ascendente o descendente (tobillos, rodillas, cadera, hombros…).
  3. Estiramientos globales: mantenerse en una posición de 6 a 12 segundos sin llegar a ningún tipo de dolor. Para evitar la lesión, no se debe hacer rebotes ni movimientos bruscos. Más tiempo de estiramiento en el calentamiento afecta la capacidad contráctil del músculo con las consecuentes pérdidas de rendimiento.

Impactos: 25

11Shares

Facebook Comments