Concentración: focalización de la atención

La capacidad para focalizar la atención en los estímulos apropiados del entorno y mantenerla es un factor decisivo en la competición. 

Muchos errores mentales en la actuación deportiva son producto de la falta de atención o de distracciones, éstos errores son causados por el estrés, la responsabilidad, la preocupación y la presión de las competiciones o entrenamientos, es por eso que el deportista debe centrarse exclusivamente en lo que hace. Difícilmente encontraras un atleta que haya conseguido un buen resultado si se concentra en las consecuencias de ganar o perder mientras compite, todo lo que no sea centrarse en lo que se está realizando en ese momento, es introducir un obstáculo que interfiere en el rendimiento.

Un ejemplo de esto, es la salida en falso del velocista Usain Bolt en la final de los 100 metros del Campeonato del Mundo de Daegu, en Corea del Sur en el año 2011.
[youtube https://www.youtube.com/watch?v=C1DlzgXMeSU]
La evidencia de que la focalización de toda la atención, en lo que estamos haciendo, optimiza el rendimiento deportivo, tiene su explicación en que se ponen en marcha los mecanismos psicofisiológicos adecuados para la tarea a realizar. Si existen simultáneamente otros pensamientos, como el temor a no hacerlo bien, dudas, falta de interés, a su vez, se ponen en marcha los mecanismos cerebrales correspondientes y en consecuencia, hace que se cometan errores. Por eso, la focalización de toda la atención y no sólo parte de ella, es necesaria para que se convierta en un instrumento de rendimiento máximo en el deporte.

Esto hace hincapié en definir a la concentración como “la focalización de toda la atención en los aspectos relevantes de una tarea, ignorando o eliminando todo lo demás”.  En el caso de los corredores de fondo el esfuerzo físico provoca la aparición de la fatiga y del dolor, una prueba como la carrera de maratón o medio maratón exige un esfuerzo impresionante.

Alguna de las siguientes dos formas de focalización de la atención puede ayudarte a centrar tu atención ya sea para apartar el dolor de tu mente o para dirigirla a éste:

  • Disociativa: consiste en dirigir la atención a cosas fuera de sí mismo, con el fin de apartar la mente del dolor y el agotamiento que impulsan a abandonar ya sea un entrenamiento o la competición. Por ejemplo, centrar la atención en actividades como contar mentalmente hacia atrás, recordar situaciones placenteras, escuchar música,  cantar mentalmente, observar anuncios o letreros, observar a los demás corredores, observar edificios, etc.
  • Asociativa: consiste en dirigir la atención al dolor y demás signos de malestar físico y psíquico. La finalidad es tener noticia en todo momento de lo que sucede en nuestro cuerpo y controlarlo. Por ejemplo, recordándote constantemente: “Puedes seguir”, “Relájate” “Corre relajado” “Controla el ritmo”.

Cuando estamos cansados, modificamos nuestra técnica de carrera, como  cruzar los brazos, encoger los hombros, tensar las manos,  arrastrar los pies, respiración agitada, etc.  esto hace que gastemos energía innecesaria que podemos ocupar al termino de nuestra carrera o simplemente para terminar nuestro entrenamiento, la técnica asociativa, nos puede ayudar a conocer nuestro cuerpo y a controlarlo, en el momento que se empieza a sentir tensa alguna parte del cuerpo, recordarse ya sea mentalmente o en voz baja “Relaja manos” o “Sube rodillas” etc.

Seguramente esas opciones las has llevado a la práctica sin darte cuenta y/o alguna de las dos te funcione más que la otra; los invito a que estas técnicas las apliquen tanto en competencias o carreras recreativas como en sus entrenamientos. En el caso de entrenamientos en los que debes prestar total atención por que estas aprendiendo una nueva destreza o en entrenamientos de velocidad , la técnica asociativa,  te favorezca para controlar tu respiración y movimientos, y en entrenamientos de larga distancia te funcione la técnica disociativa, o ambas, ya que en momentos de fatiga focalizarás tu atención en factores externos y al mismo tiempo en identificar que no haz modificado tu técnica de carrera por la fatiga de los movimientos cíclicos que implica el correr.

Sin duda, ocupar nuestra atención en las molestias físicas, en la capacidad de otros corredores y preocuparnos de lo que esta fuera de nuestro control, nos coloca en una evidente desventaja para competir, sin embargo, el centrase en cosas sobre las que podemos ejercer algún control, como perfeccionar el plan físico de preparación, nuestra hidratación y  alimentación pre-carrera, desarrollar una estrategia de carrera, conocer el terreno y clima en el que correrás, elegir el calzado y ropa adecuado, acumular energías físicas y psíquicas, nos darán mayor confianza y control de la situación, en caso de que se presente un inconveniente sabremos que hacer ante éste por que ya lo hemos practicado en entrenamientos.

Estos son algunos ejemplos básicos, sin embargo existen diferentes tipos de focalización de la atención y técnicas a desarrollar y aplicar que dependerán del atleta y el deporte que practiquen, no es lo mismo las demandas atencionales en gimnasia a las de tiro con arco, o a las de un arbitro. Es tarea del psicólogo del deporte hacer una evaluación del grado de atención del atleta, y con base en el resultado desarrollarla, mantenerla y potencializarla.

Por Madelin Torres
Lic. en Psicología del IPN
Diplomado en “Psicologia del Deporte” en la UNAM
madelints@outlook.es

Impactos: 144

8Shares

Facebook Comments