Cómo evitar las ampollas al correr

Las ampollas, las benditas ampollas… Esa lesión en los pies que son tan comunes cuando salimos al correr y que nos van torturando en cada paso de nuestro entrenamiento o carrera.

Las ampollas en los pies se forman al producirse un roce entre el calcetín, los tenis y la piel de nuestros pies. Principalmente se forman cuando existe una fricción con las costuras duras del calzado, las arrugas de los calcetines, el contacto del tenis con nuestra piel directamente, cuando las plantillas no se adaptan al pie o por la forma del calzado.

Al producirse la rozadura, la piel se irrita durante un periodo de tiempo prolongado, se acumula fluido bajo la piel formando una ampolla, pero cuando hay un daño profundo en la piel también se pueden generar de sangre. Dependiendo de su tamaño o zona, puede ser tan dolorosa que imposibilitan el seguir corriendo.

Si cuando estás corriendo sientes que se está formando una ampolla en el pie, la principal recomendación es terminar el entrenamiento antes de lo previsto, o en ese instante para evitar se forme completamente, se engrandezca o se infecte. En caso omiso, el dolor al pisar con todo nuestro peso en los pies, nuestra técnica de carrera se modificará y haremos otros movimientos que nos puedan generar alguna lesión extra.

Pero obviamente, nunca hacemos caso a las indicaciones, por lo que si la ampolla aparece durante una carrera, lo único que nos queda es aguantar el dolor o parar a ponernos una cinta que nos proteja la zona y ayude a minimizar la rozadura, y así, continuar con pequeñas molestias sin afectar la técnica de carrera.

Una vez terminado el entrenamiento o carrera, lo primero que debes hacer es descansar y dejar que la zona se recupere, así le das tiempo a la piel a que se regenere y se cure sin empeorar la herida.

A continuación, la respuesta del millón: Cómo evito las ampollas.

Tenis:

Lo más importante de tus tenis para correr es que se adapten bien a tus pies y no sean muy pequeñas. No olvides adquirir tu calzado medio número más grande, así aseguras que tus pies tengan suficiente espacio para moverse. No olvides que, en entrenamientos de distancia o carreras largas, los pies se hinchan y necesitarás mayor espacio.

Nunca estrenes tus tenis nuevos en una carrera, úsalas unos días antes de entrenar con ellos para que tus pies se acostumbren a su forma. Antes de una competencia corre con ellos un aproximado de 30kms.

Aplica un poco de vaselina o talco en tus pies, si ya tienes detectado dónde hay fricción, coloca un poco de cinta para evitar la rozadura.

¿Has visto el último orificio para amarrar las agujetas de los tenis? Al utilizar el último orificio de los tenis nos permite tener una mejor estabilidad en el calzado y con esto provocamos un menor movimiento mientras corremos.

Calcetines

Los calcetines son el intermediario entre el pie y los tenis. Estos se deben adaptar perfectamente al pie, cubrirlo por completo (incluyendo talón de Aquiles) y no deben ser muy gruesos o muy holgados, así evitarás que se arruguen y creen una fricción extra.

Si te gusta correr sin calcetines, la recomendación es que compres un calzado especial para triatlón, los cuales están especialmente diseñados para correr sin calcetines y te proporcionan mayor amortiguación.

No olvides cargar en tus entrenamientos de distancia alguna cinta que te ayude a proteger las zonas afectadas en el momento que sientas alguna molestia. Si estás en una competencia, procura cargar en tu bolsa algunas banditas para atenderlas lo más pronto posible.

Impactos: 39

44Shares

Facebook Comments