La ciencia detrás del programa Quaker Qrece

quaker qrece

Este alimento especializado proporciona energía proveniente de grasas buenas y proteínas de alta calidad necesarios para el crecimiento y desarrollo de los niños.

En los últimos años, la avena ha estado en el radar de los especialistas en nutrición al ser un cultivo que podría ayudar a solucionar el desafío de la inseguridad alimentaria, particularmente porque en México hay 1.5 millones de niños con desnutrición, es decir, 1 de cada 5 niños se encuentra vulnerable a causa de esta situación, concientizar sobre la nutrición infantil es fundamental para el crecimiento de los niños, y por ello, cada vez más empresas se suman a contribuir en las comunidades donde operan.

Un solo grano “entero” de avena contiene las tres partes del núcleo del grano: el salvado, el endospermo y el germen. Los científicos argumentan que, al comer granos integrales intactos, se mantiene el contenido de fibra, vitaminas y minerales dentro del ayudándonos a obtener los nutrimentos necesarios que nuestro cuerpo necesita para aprovechar al máximo el día.

Es por esto que Quaker, la marca experta en la ciencia detrás de la avena, desarrolló el programa Quaker Qrece, un programa integral y multisectorial que tiene como objetivo contribuir a superar la desnutrición leve y moderada de niños mexicanos de entre 2 y 5 años, Quaker decidió aportar sus capacidades técnicas y el potencial de la avena para desarrollar un alimento especializado que acompaña al programa integral en conjunto con Un Kilo de Ayuda para superar y prevenir la desnutrición infantil.

Este alimento especializado se formuló tomando en cuenta las deficiencias nutricionales de las zonas rurales de nuestro país como Oaxaca y Chiapas. Adicionalmente, se realizó un estudio antropológico para conocer las percepciones, gustos, fortalezas, barreras y experiencia de consumo del alimento especializado tomando en cuenta el análisis de su dieta y los alimentos más consumidos de la región para llegar a un formato de alta aceptación.

De acuerdo con los nutriólogos de Quaker, este alimento especializado está elaborado a base del súper grano de avena, cacahuate, leche, huevo y aceite oleico, además de estar fortificado con 17 vitaminas y minerales, la fórmula tiene el objetivo de proporcionar energía proveniente de grasas buenas y proteínas de alta calidad necesarios para el crecimiento y desarrollo de los niños.

Para comprobar la efectividad de este alimento especializado, se realizaron dos estudios clínicos, el primero sobre la prevención de la desnutrición moderada en niños de 2 a 5 años en riesgo o con desnutrición y el segundo sobre la recuperación de la desnutrición moderada, ambos en comunidades rurales de Oaxaca, Chiapas, Yucatán y Edo de México, cuyos resultados fueron publicados en la Gaceta Médica de México, en 2020 y en 2021. Logrando que 9 de cada 10 niños lograrán recuperarse de la desnutrición después de un adecuado apego al programa.

Para Quaker “Las circunstancias de la vida nunca deben ser una barrera para una buena nutrición”, por ello, como empresa líder mundial en alimentos y bebidas, PepsiCo tiene un papel fundamental: contribuir a un sistema alimentario más equitativo, con tal de garantizar que las comunidades a las que sirve estén libres de hambre y desnutrición. Asimismo, expertos de PepsiCo —en conjunto con investigadores de diferentes universidades— han secuenciado el genoma de la avena y lo han puesto a disposición del público. El objetivo es que todo aquel que quiera investigarlo y aprovechar su vasto potencial pueda hacerlo libremente; las posibilidades son infinitas: desde mejorar su aporte nutricional y su sabor, hasta hacerlo más sostenible y optimizar la capacidad de recuperación de todo el sistema alimentario.

Para más información sobre este alimento especializado consulta https://quaker.lat/mx/